Escúchenos en línea

Mayoría de indocumentados favorece visa «Z» en plan reforma

Agencia EFE. Desde Washington. | 21 de Junio de 2007 a las 00:00
La mayoría de los latinoamericanos que viven clandestinamente en EEUU, ahora en el ojo de la tormenta política en el Senado por el tema de inmigración, apoya la visa "Z" dentro de un plan de reforma, según una encuesta divulgada este jueves. La encuesta entre 1.600 inmigrantes indocumentados, realizada entre el 9 y 19 de junio pasados y encargada por el grupo New America Media, fue presentada oficialmente este jueves en Washington en momentos en que el Senado intenta reactivar el debate migratorio. Se trata del primer estudio de su tipo dirigido a la población más afectada por la reforma, pese a que los indocumentados no tienen ni voz ni voto en el Legislativo estadounidense. La encuesta demuestra "el gran interés que hay por parte de las personas que hasta ahora no tiene voz, en el debate migratorio que actualmente se devela en el Senado", explicó Sergio Bendixen, autor de la encuesta, convencido de que ésta refleja "el verdadero sentir" de los afectados. Según el sondeo, el 83 por ciento de los indocumentados solicitaría la visa "Z" que les permitiría vivir legalmente -aunque de forma temporal- en Estados Unidos. Además, el 85 por ciento de los encuestados, que entraron ilegalmente antes de enero pasado, dijeron que solicitarían la residencia en sus países de origen siempre y cuando obtengan garantías de poder reingresar a EEUU. Por otro lado, sólo el 35 por ciento estaría dispuesto a regresar a sus países para solicitar dicha visa sin la garantía de reingreso. La senadora Kay Bailey Hutchinson, y otros republicanos, promueven una enmienda - a debatirse la próxima semana- que exigiría que los indocumentados salgan de EEUU para poder recibir ese beneficio. De ser aprobada dentro del plan de reforma ante el Senado, la visa "Z" sería el primer paso hacia la legalización de los doce millones de indocumentados en EEUU. Para obtenerla, los indocumentados tendrían que pagar una multa, además de otros gastos para los trámites migratorios, y reunir una serie de requisitos, como hablar inglés y carecer de antecedentes penales. Cerca de tres cuartas partes de los inmigrantes dispuestos a solicitar la visa "Z" se mostraron "muy interesados" o "algo interesados" en solicitar la "tarjeta verde" y posteriormente la ciudadanía estadounidense, según el sondeo. Ese interés se debe en parte a lo que se percibe como una creciente xenofobia nacional, ya que el 78 por ciento dijo que está de acuerdo en que "el sentimiento antiinmigrante está creciendo en Estados Unidos". El 64 por ciento de los encuestados indicó que la xenofobia está teniendo un impacto negativo en sus familias. Sin embargo, el 80 por ciento de los extranjeros calificó de "excelente" o "buena" su calidad de vida en el país. Aunque el ingreso anual de la mayoría de los entrevistados es inferior a los 20.000 dólares, el 74 por ciento calificó de positiva su situación económica. En eso, los encuestados reflejaron el sentimiento generalizado de que, pese a las adversidades en un país ajeno, es preferible aventurarse a EEUU que pasar pobreza en sus países de origen. El análisis indicó que el 94 por ciento estaría dispuesto a tomar las huellas digitales y someterse a una revisión criminal, el 89 por ciento podría presentar pruebas de su historial laboral, y el 85 por ciento se registraría con el Gobierno y admitiría su condición de indocumentado. Según Bendixen, a los inmigrantes indocumentados les preocupa más el largo tiempo de espera para recibir la "tarjeta verde" -entre 9 y 13 años, según el plan actual-, y no tanto los gastos de los trámites. La encuesta indicó que la mayoría de los indocumentados en EEUU proviene de México (70 por ciento), seguido por Centroamérica (22 por ciento), Sudamérica (cinco por ciento) y República Dominicana (tres por ciento). La encuesta fue presentada durante una rueda de prensa convocada para discutir el clima actual del debate migratorio y en la que participaron los senadores demócratas Diane Feinstein y Edward Kennedy, así como representantes de los trabajadores agrícolas. El sondeo, que tiene un margen de error de dos puntos porcentuales, fue tachada de tendenciosa por varios grupos pro-inmigrantes, por el enfoque de las preguntas.

Descarga la aplicación

en google play en google play