Escúchenos en línea

Esposa de soldado desaparecido ya no enfrenta deportación

LaVoz.com. Desde Washington. | 21 de Junio de 2007 a las 00:00
La esposa de un soldado desaparecido en Irak ya no enfrenta la deportación, informó una portavoz del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos. El soldado Alex Jiménez, que se encuentra desaparecido desde que su unidad fue atacada por insurgentes en Irak el 12 de mayo, había solicitado una tarjeta de residencia para su esposa, Yaderlin, a quien desposó en el 2004, indicó la cadena de televisión WBZ-TV de Boston. Su abogado, Matthew Kolken, indicó que Yaderlin había ingresado ilegalmente a Estados Unidos desde la República Dominicana en el 2001. La petición de unta tarjeta de residencia que hizo su esposo para ella alertó a las autoridades sobre su situación migratoria, indicó Kolken. El abogado dijo que su cliente no merecería una tarjeta de residencia bajo circunstancias normales, aunque está buscando una dispensa por situación de dificultad para ella. Si ella tuviera que abandonar Estados Unidos, tendría que esperar 10 años antes de poder presentar una nueva solicitud. "No me puedo imaginar una injusticia más grande que esa, el deportar la esposa de alguien que está peleando y quizás hasta muriendo por nuestro país", dijo Kolken a la cadena de televisión. Un juez de inmigración detuvo temporalmente el proceso de deportación debido a que Alex Jiménez está desaparecido. La esposa del soldado está viviendo con familiares en Pensilvania, informó la cadena de televisión. El miércoles, los senadores Edward Kennedy y John Kerry instaron a las autoridades a no deportar a la esposa del soldado. El caso de deportación quedó cerrado en mayo del 2006 y no hay planes para reabrirlo, señaló Jamie Zuieback, una portavoz del Departamento de Seguridad Interna. "No hay ninguna medida de deportación para ella. Nosotros, al igual que todos los estadounidenses, esperamos que el soldado Jiménez regrese sano y salvo a casa", agregó Zuieback. El ejército estadounidense está buscando al oficial Jiménez, de 25 años, y al soldado raso Brian Fouty, de 19, que también está desaparecido. Las tarjetas de identificación de ambos soldados fueron hallados en una casa de seguridad de al-Qaida al norte de Bagdad, así como equipo de producción de video, algunas computadoras y armas, informó el sábado el ejército estadounidense. El cadáver de un tercer soldado capturado en el ataque a la Décima División de Montaña fue hallado flotando en el río Eufrates. Otros cuatro soldados estadounidenses y un traductor iraquí murieron en la emboscada.

Descarga la aplicación

en google play en google play