Escúchenos en línea

Estudiante latina logrará su sueño de finalizar carrera universitaria

Agencia EFE. Desde Tucson, Arizona. | 22 de Junio de 2007 a las 00:00
La esperanza de terminar una carrera profesional renació para una joven estudiante de Arizona, quien ganó una beca que beneficia a estudiantes afectados por la ley estatal 300, que obliga a estudiantes indocumentados a pagar colegiatura como estudiantes extranjeros. Tolano, de 18 años, llegó a los Estados Unidos junto con su familia proveniente de México cuando tenía apenas 7 años de edad. Como cientos de jóvenes, la estudiante creció y se educó en Arizona, pero la aprobación en noviembre pasado de la ley estatal 300 terminó con sus sueños de continuar con una carrera universitaria debido a su estatus migratorio. "Para mí esta beca es una gran bendición, en un momento en que yo creía que ya no iba a poder seguir una carrera, me abre las puertas para poder asistir a la escuela y me da las fuerzas para ayudar a otros estudiantes que se encuentran en mi misma situación y decirles que sí hay maneras de continuar", dijo Tolano a Efe. La alumna, quien recibió la beca de 2.900 dólares otorgada por la Cámara de Comercio Hispana de Tucson (THCC) ayer, indicó que hay muchos estudiantes en los Estados Unidos cuyos potenciales están siendo limitados solamente por su estatus migratorio. "Yo tuve la fortuna de recibir esta ayuda, pero hay cientos que sus familias no podrán pagar colegiaturas tan altas", aseguró. La beca privada otorgada por el filántropo Paul Lindsey por medio del fondo de becas del THCC, servirá a Tolano pagar el primer semestre en el Colegio Comunitario Pima y podrá renovarse de acuerdo con el progreso académico de la joven, quien expresó su deseo de graduarse como maestra bilingüe de matemáticas. El próximo mes de agosto, cuando comience el año escolar en Arizona, la ley estatal 300 entrará en vigor, por tanto las universidades y colegios comunitarios ya han enviado cartas en las que solicitan a los estudiantes presentar pruebas sobre su estatus migratorio si desean continuar pagando colegiaturas como residentes, particularmente aquellos que no solicitan asistencia federal. Por el momento se desconoce el número de estudiantes afectados por las nuevas disposiciones en el estado. "Es importante que apoyemos a los jóvenes hispanos, porque van a ser nuestros próximos líderes, empresarios y abogados de nuestra comunidad", dijo Tomas León, presidente de THCC, quien calificó a Tolano de "muy valiente" por hablar públicamente sobre este problema. León manifestó que este año es la primera vez que se establece un fondo para ayudar a estudiantes que no pueden continuar con sus estudios debido a la falta de un número de Seguro Social. "Son jóvenes que vinieron a este país de uno, dos, diez años de edad y que han ido a la escuela aquí, ya graduaron pero que no pueden ir al colegio porque es mucho dinero para pagar, por eso nuestro propósito es derribar esa barrera", sostuvo. Señaló que al mismo tiempo que se apoya a los jóvenes es muy importante continuar con la lucha para que este verano sea aprobada una reforma migratoria que incluya la propuesta "Dream Act", que legalizaría a cientos de estudiantes indocumentados que cumplan con los requisitos. "Hasta el momento no hemos escuchado de ningún ataque directamente en contra de la propuesta "Dream Act", y no creo que ningún político se atreva a atacarla, porque saben que estarían atacando directamente a los jóvenes, el futuro de este país', enfatizó el presidente del THCC. El empresario opinó que la ley estatal 300 envía un mensaje equivocado a los jóvenes de que no van a ser apoyados en su deseo de superación. "Nosotros queremos decirles que nosotros sí los apoyamos y que nosotros sí creemos en ellos", finalizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play