Escúchenos en línea

Policía de Nueva York no tiene traductores para migrantes que no saben inglés

Nueva York. Agencias. | 19 de Febrero de 2014 a las 17:20

La policía de Nueva York no tiene los medios para traducir y dar seguimiento a las denuncias de los migrantes que acuden a los precintos y no conocen el inglés, según denunció este miércoles un grupo de ayuda legal a inmigrantes.

Este hecho, que lleva dándose mucho tiempo, ha cobrado relevancia tras revelarse esta semana que la guatemalteca Deisy García, asesinada en enero pasado junto a sus hijas por el mexicano Miguel Mejía Ramos, había denunciado en mayo pasado que temía por su vida pero la denuncia no fue traducida y no se trabajó en ella.

El pasado 30 de mayo, antes de que Deisy García fuera asesinada denunció que temía por su vida y las de sus dos hijas. Como no sabía inglés, sus declaraciones en español no fueron traducidas y se archivaron sin que nadie las supervisara.

"Desde hace tiempo nos hemos dado cuenta de que los inmigrantes que no conocen la lengua inglesa y denuncian en las comisarías de la ciudad muchas veces no son atendidos y, como consecuencia, no tienen protección policial", explicó Amy Taylor, coordinadora de iniciativas para la igualdad de derechos de Legal Services NYC, una organización que ofrece servicios jurídicos a inmigrantes.

En muchos casos, continuó Taylor, los propios policías exigen a los inmigrantes que acudan con alguien que sepa inglés para poder comunicarse con ellos.

Sin embargo, es "importante" tener en cuenta que la policía no está cumpliendo con la ley, añadió.

Las leyes a nivel federal exigen que todas las agencias de gobierno atiendan a los ciudadanos que tienen un inglés limitado y también existen leyes estatales que obliguen a que todas las agencias que tengan contacto con público dispongan de traductores, explicó Taylor.

"Es lamentable que sólo con la muerte de una mujer este hecho cobre relevancia porque cientos de mujeres que no saben inglés están en riesgo todos los días", añadió la coordinadora.

Legal Services NYC, entidad que da asistencia legal gratuita en Nueva York a casos de inmigración y violencia doméstica entre otros, ahora mismo está trabajando con dos casos de dos mujeres que solicitaron protección policial y no fueron atendidas al no saber hablar inglés.

En uno de los casos un policía increpó a la inmigrante diciendo literalmente que se "callara la boca" mientras la víctima continuaba hablando español para pedir ayuda.

En el otro caso, una mujer maltratada llamó para pedir ayuda por violencia de género pero como en la línea telefónica de la policía nadie hablaba español no pudo ser atendida.

El maltratador de la víctima, que sí sabía inglés, llamó a la policía y dijo que era él quien estaba siendo maltratado, por lo que ella tuvo que pasar toda una noche en prisión.

"Aunque Deisy Garcia nunca ha sido nuestro cliente aquí tratamos casos muy similares y me parece muy trágico que la policía no cumpla con su función, que es proteger a la gente", destacó la coordinadora.

Este problema no se soluciona con declaraciones de la policía diciendo que van a asistir a los inmigrantes, es "necesario" que se entrene a los policías, que se empleen recursos y que se trabaje duro para conseguir que los inmigrantes reciban un trato justo, declaró la coordinadora.

Por su parte, el Departamento de Policía de Nueva York explicó que, después de una revisión interna que se hizo el pasado enero, mes en el que Deisy Garcia fue asesinada, miembros de la policía se reunieron para recordar que se deben traducir las declaraciones de incidentes que no se hagan en lengua inglesa.

Además, según explicó la policía, mandarán a todos los comandos información sobre la necesidad de localizar a alguien con conocimientos lingüísticos para traducir al inglés las declaraciones de víctimas de violencia de género.

En la actualidad hay un total de 1.200 intérpretes empleados por la policía de Nueva York que hablan más de 70 idiomas diferentes, según informó el cuerpo policial.

Según ha trascendido a la prensa, Deisy Garcia ya había sufrido dos incidentes de violencia doméstica que había llevado a la policía hasta su hogar en Queens.

Finalmente, el pasado 19 de enero Mejía Ramos asesinó a puñaladas a Deisy García y a las dos hijas de ambos, Daniela, de dos años, y Yoselin, de uno.

Los detectives recuperaron en el apartamento cinco cuchillos con lo que aparentaba ser sangre, uno de ellos cerca del cuerpo de García.

El mexicano intentó huir a su país por carretera, pero fue detenido en Texas. Detectives de Nueva York viajaron hasta ese estado donde le interrogaron.

Mejía Ramos presuntamente confesó el asesinato tras lo cual renunció a la audiencia de extradición, por lo que fue trasladado y acusado en esta ciudad el pasado 22 de enero.

De acuerdo con la fiscalía, el ahora acusado por asesinato confesó que llegó a su hogar luego de haber tomado cervezas en el hogar de un amigo y que tras ver una foto de su esposa con un hombre en su teléfono y Facebook, se enfureció y tomó un cuchillo de carnicero que estaba en la habitación.


Descarga la aplicación

en google play en google play