Escúchenos en línea

Dos años después, nadie sabe quién asesinó a una familia latina en Arizona

Agencia EFE. Desde Yuma, Arizona. | 25 de Junio de 2007 a las 00:00
Este fin de semana se cumplieron dos años del asesinato de una familia latina en Yuma sin que las autoridades tengan una pista sobre el o los culpables de un crimen que aún conmueve a la comunidad de esta ciudad. Los hechos ocurrieron el 24 de junio de 2004, cuando agentes policíacos respondieron a un reporte sobre disparos y gritos de ayuda en una vivienda ubicada en el 2037 al este de la calle La Mesa. En el lugar la policía encontró a Luis Ríos, de 35 años, que yacía en la parte trasera de la casa con varios disparos, mientras que dentro de la vivienda encontraron a cinco víctimas más, entre ellas cuatro menores de edad. Los cuerpos fueron identificados como los de Adrienne Heredia, de 30 años y sus hijos, Andreas Crawford, de 13; Enrique Bedoya, de 12; Inez Newman, de 9; y Danny Heredia III, de 6 años. Todos, con excepción del más pequeño que recibió varios impactos de bala, fueron asfixiados. De acuerdo con las investigaciones, Heredia y su novio, Luis Ríos tenían pocos meses de haber iniciado una relación sentimental y eran socios en un negocio. Desde entonces las autoridades han entrevistado a 1.300 personas, recolectado cerca de 1.000 piezas de evidencia y han recibido más de 170 llamadas con información relacionada con este caso pero hasta el momento no han obtenido una pista concreta que les permita identificar al o los responsables de los asesinatos. Testigos aseguraron haber visto a un hombre alejándose del lugar después de escuchar los disparos. "Fue el peor día de mi vida", dijo Leanne Neahr, quien vive a dos casas del lugar de los hechos. Comentó que el vecindario nunca ha vuelto a ser el mismo, la gente es más cautelosa y tiene miedo de dejar salir solos a sus hijos a las calles.

Descarga la aplicación

en google play en google play