Escúchenos en línea

Comunidad recuerda a juez latino que se suicidó en Colorado

Agencia EFE. Desde Denver, Colorado. | 25 de Junio de 2007 a las 00:00
En una ceremonia encabezada por el senador federal Ken Salazar (D-Colorado), unas 200 personas se congregaron en un parque de Denver para recordar a Larry Manzanares, un abogado y ex juez quien se suicidó el pasado viernes 22 de junio. Uno tras otro, los oradores expresaron ayer en la tarde que la excesiva publicidad negativa sobre los cargo de robo en su contra, llevó a Manzanares a la trágica decisión, a la vez que enfatizaron que la manera en que decidió poner fin a su vida no debe ensombrecer sus logros ni sus contribuciones a la comunidad. Manzanares, quien tenía 50 años, se graduó de la Escuela de Leyes de Harvard en 1982 y se desempeñó como juez desde 1992 hasta diciembre de 2006. En enero de 2007 asumió su puesto como abogado en jefe de Denver, pero renunció el 27 de febrero, pocos días después que se encontrase en su poder una computadora portátil presuntamente robada de un juzgado en Denver. El viernes pasado, Manzanares se presentó en la corte, donde fue formalmente acusado de robo, uso indebido de propiedad pública, interferencia con evidencia policial, comportamiento impropio en primer grado como funcionario público, y delito de uso de una computadora. Ese mismo día, poco antes de las cinco de la tarde, cometió suicidio debajo de un puente cerca del parque donde este domingo sus amigos y colegas le rindieron tributo. "Hay mucho para celebrar en la vida de Manzanares", comentó Salazar, haciendo referencia a las contribuciones del juez a organizaciones como Mi Casa Centro de Recursos para Mujeres, la Agencia Latino Americana de Investigaciones y Servicios (LARASA), y la Asociación de Abogados Latinos de Colorado (CHBA). Hace 15 años, Manzanares ayudó a Salazar en sus primeros pasos políticos. Por su parte, Bob Vidal, vice-alcalde de Denver, dijo que, como funcionario pública con una larga trayectoria, se "sentía identificado con las presiones" que Manzanares soportó tras hacerse públicos los cargos en su contra. Luis Rovera, ex juez de Colorado y mentor de Manzanares, dijo que estaba "devastado" por la noticia, y que el abogado estaba "profundamente deprimido". Por su parte, la familia Manzanares pidió que se recuerde al ex juez como "un abogado muy respetado, juez, profesor de abogacía, mentor, escritor y voluntario". Y el alcalde de Denver, en un comunicado, sostuvo que "no hay palabras capaces de expresas la profundidad de esta tragedia" por la pérdida de un "veterano dirigente comunitario".

Descarga la aplicación

en google play en google play