Escúchenos en línea

Kennedy cuestionado por sus discípulos por su alianza con los republicanos

LaVoz.com. Desde Washington. | 25 de Junio de 2007 a las 00:00
Tras meses de agitadas negociaciones con la Casa Blanca y sus aliados republicanos, el senador demócrata Edward Kennedy, campeón de los liberales, ha podido impulsar un proyecto de ley para legalizar a 12 millones de indocumentados que se encontraría al borde de la aprobación. Pero para ello, Kennedy se ha visto forzado a hacer concesiones que han disgustado a los liberales, que siempre lo han considerado su paladín. Una votación de prueba ha sido programada para el martes, y el Senado podría aprobar –o rechazar– la medida para el fin de semana. Aliados tradicionales de Kennedy están confundidos y furiosos por la voluntad del senador de Massachusetts de aceptar medidas apoyadas por los republicanos, tales como imponer fuertes multas a inmigrantes ilegales, separar a inmigrantes de sus familias y dejar que los nuevos trabajadores temporales invitados se queden solamente por períodos cortos de tiempo con pocas probabilidades de adquirir la ciudadanía estadounidense. "Yo pienso que en su corazón, él piensa igual que yo, pero él desea que el acuerdo progrese y está dispuesto a dar ciertos pasos que yo pudiera no estar dispuesto a dar", dijo el senador demócrata Robert Menéndez, que abandonó la medida justo antes de ser anunciada porque eliminaba la capacidad de muchos inmigrantes de venir a Estados Unidos basados solamente en lazos familiares. "En el esfuerzo por impulsar el acuerdo, probablemente se ha tenido que tragar algunas cosas que él no hubiera aceptado" de otra forma, dijo Menéndez. Es una situación conocida para Kennedy, de 75 años, cuya reputación como paladín liberal durante sus 45 años en el Senado contradice su historia de asociarse con los republicanos en importantes proyectos nacionales. Kennedy se ha aliados dos veces con el presidente George W. Bush, en la ley de reforma de la educación y en una amplia reforma del programa de medicamentos de venta bajo receta. En ambos casos, Kennedy fue acusado por liberales de ceder demasiado para lograr un acuerdo. "Uno puede tener posiciones rígidas en el Senado de Estados Unidos –y yo lo respeto– y no conseguir nada, o uno puede tratar de encontrar un terreno común", dijo Kennedy en una entrevista con The Associated Press.

Descarga la aplicación

en google play en google play