Escúchenos en línea

Siete mil paquetes no llegaron a votantes en EEUU y Canadá

Washington. Agencias. | 8 de Marzo de 2014 a las 15:01

Más de 10 mil 300 salvadoreños se inscribieron para votar. El TSE no ha dado una versión oficial al respecto de qué falló en el costoso envió con un precio unitario de cada voto que sobrepasaba los $600.

La salvadoreña Ivete Lizama, residente en Falls Church, Virginia, se inscribió en el tiempo establecido por el Tribunal Supremo Electoral para emitir el sufragio desde Estados Unidos en el novedoso voto por correspondencia. Acudió al consulado de El Salvador en Woodbridge, Virginia, para el cambio de dirección en el DUI por el que pagó $35 dólares, en la misma se empadronó, todo con normalidad.

En noviembre del año pasado recibió una carta del Tribunal Supremo Electoral en la que anunciaban que su inscripción en el padrón había sido satisfactoria y que en los días próximos recibiría el paquete para emitir el sufragio. Hasta esta semana justo a punto de darse el evento de la elección presidencial en segunda vuelta, la correspondencia prometida no ha llegado a su domicilio.

En días recientes, activistas progubernamentales hicieron un evaluación en la sede del Centro de Recursos para Centroamericanos, CARECEN, en Washington sobre el ejercicio del voto en el exterior y se daban por satisfechos del proceso, aunque lamentaban que de los 2 mil 500 votos recibidos en la urna instalada en el Centro de Ferias y Convenciones, solo un poco más de mil habían sido válidos a razón de un alto porcentaje anulado por "cuestiones técnicas".

Abel Núñez director ejecutivo de CARECEN, calificó entonces las elecciones del 2 de febrero como las "más transparentes en la historia del país", y avaluó el voto desde el exterior como un gran logro de la comunidad salvadoreña en Estados Unidos.

Pero al cuestionarles sobre qué comentario les merecía el bajo volumen de paquetes recibidos en Estados Unidos y Canadá, al haberse registrado más de 10 mil salvadoreños, pero que solo unos tres mil paquetes fueron entregados, dijeron que las autoridades del Tribunal Supremo Electoral, TSE, no les han dado una respuesta concreta sobre qué pudo haber pasado.

Sonia Umanzor, Ministra Consejera para salvadoreños en el exterior de la Embajada de El Salvador en Washington, indicó que probablemente las personas se cambiaron de dirección después de registrarse para votar y de ahí que quizá no hayan recibido los envíos o que el servicio postal de Estados Unidos haya equivocado los paquetes. –Valga aclarar que el correo de EE.UU. es uno de los más fiables del mundo.

Los activistas, que algunos asistieron como observadores a la primera vuelta, dijeron que tuvieron reuniones con funcionarios del país, donde les dieron certeza de haber enviado los paquetes y que harían una investigación para indagar qué ha pasado, bajo promesa de darles una respuesta hasta después de los comicios del 9 de marzo.

En un artículo publicado por el editor del blog "La diáspora 503", expone que a razón de los resultados de los votos emitidos desde el exterior, con ese faltante de cerca de 7 mil que no fueron recibidos, el voto de los salvadoreños termina siendo simbólico para elegir al próximo mandatario del país.

"El total de salvadoreños en el exterior inscritos en el padrón electoral, asciende a 10,337. Únicamente el 26% ejerció el voto (2,729 personas); de ese total de votos emitidos, más de la mitad resultaron votos nulos, es decir que los votos validos pudieron ascender a un poco más de un mil, con los datos anteriores me llevan a concluir que el voto de la diáspora es más que todo un voto simbólico", escribió el editor del blog.

Los activistas del oficialismo expresaron no tener motivos para dudar que hubiera negligencia en hacer el oportuno envío de los paquetes a los compatriotas registrados en Estados Unidos y Canadá, para sufragar con el costoso precio en que se cotizó cada paquete electoral.


Descarga la aplicación

en google play en google play