Escúchenos en línea

Niños latinos y sus padres piden reforma migratoria en Arizona

Agencia EFE. Desde Tucson, Arizona. | 26 de Junio de 2007 a las 00:00
Más de dos docenas de niños y sus padres se presentaron el martes frente de las oficinas del senador de Arizona Jon Kyl para entregar miles de peticiones a favor de una reforma migratoria. Las familias estuvieron acompañados de inmigrantes, miembros de la comunidad y voluntarios de la organización Acción Fronteriza, quienes realizaron este acto el mismo día en que el Senado federal retoma el tema de una posible reforma migratoria. "A menos de que se presente un milagro entre hoy y la próxima semana, nosotros no tenemos confianza de que la propuesta del Senado otorgue una solución digna y justa al problema de la inmigración ilegal y las comunidades fronterizas", dijo Jennifer Allen, directora de Acción Fronteriza. "Pero que nosotros no estemos de acuerdo con la propuesta del Senado, no quiere decir que nos vamos de dar por vencidos", agregó Allen, cuya organización recaudó en un periodo de dos meses y medio, más de 13.000 peticiones por parte de residentes legales, inmigrantes indocumentados y ciudadanos estadounidense que apoyan una reforma migratoria justa. "Estamos perseverando porque no tenemos otra opción", explicó Alfredo Donis, voluntario y promotor de derechos humanos en Tucson. "Todos merecemos vivir con dignidad, sin importar el estatus migratorio y el Congreso tiene la responsabilidad de componer las políticas que han fracasado", agregó. Las esperanzas de miles de indocumentados como Maria Rosales, inmigrante mexicana, renacieron ante la noticia de que el Senado volvería a retomar el tema migratorio. "Solo pedimos una oportunidad, de poder vivir con nuestros hijos en paz, tranquilos, todos juntos sin el constante temor de que un día me agarrará la migra y no los vuelva a ver", dijo Rosales cuyos hijos son ciudadanos estadounidenses.

Descarga la aplicación

en google play en google play