Escúchenos en línea

Persisten barreras del idioma en escuelas de Nueva York

Agencia EFE. Desde New York. | 27 de Junio de 2007 a las 00:00
Activistas denunciaron este miércoles que todavía persisten en la ciudad de Nueva York las barreras del idioma que dificultan a inmigrantes integrarse al proceso de educación de sus hijos en las escuelas públicas, el sistema más grande de la nación. Un estudio dado a conocer por varias organizaciones pro inmigrantes apunta a que el Departamento de Educación no cumple cabalmente con la ley que le obliga a proveer intérpretes a los padres, traducción de documentos importantes que se les envían y a informarles sobre la disponibilidad de esos servicios. Argumentaron que algunas escuelas no tenían el letrero que informa sobre los derechos de los padres o no los tenían en un lugar visible. Entre los documentos que deben traducirse si los padres lo reclaman está el informe sobre el progreso escolar de los hijos. Las organizaciones, junto a un grupo de padres, explicaron que durante este año supervisaron la prestación de estos servicios en varias escuelas y encontraron que más del 70 por ciento de esos planteles falló en hacer cambios tan simples como el tener letreros visibles en los que informan a los padres sobre sus derechos. La medida, de febrero de 2006, señala que se traducirán documentos y que los padres contarán con servicios de interpretación en los ocho idiomas más hablados en la ciudad -español, chino, creole, ruso, urdu, bengalí, coreano y árabe- el 95 por ciento de las lenguas habladas por las familias de los estudiantes. El sistema de educación pública de la Gran Manzana cuenta con un millón de estudiantes, que hablan 107 idiomas y alrededor de 400.000 de estos nacieron en el extranjero o son hijos de padres inmigrantes, de acuerdo con datos de Educación. Sin embargo, los activistas, que representan a cerca de una docena de organizaciones, dijeron hoy que es "inaceptable" a un año y medio después de la puesta en marcha de la medida, todavía persista la barrera del idioma en las escuelas públicas de la ciudad. El estudio señala además que el 60 por ciento de los padres consultados no fue advertido en las escuelas sobre sus derechos disponibles a través de esta ley. Un 86 por ciento dijo haber recibido la notificación para reuniones de padres y maestros, pero el 37 por ciento de éstos no la recibió en su idioma. Como resultado de la barrera del idioma, un 46 por ciento de los padres consultados aseguró que no ha podido comunicarse con los maestros de sus hijos ni con el personal de la escuela. El pasado año, las organizaciones celebraron la puesta en marcha de la medida, pero hoy, tuvieron que volver al Departamento de Educación, el mismo lugar donde una vez reclamaron servicios para la comunidad inmigrante, denunció Deyci Avitia, encargada de asuntos de Educación de la Coalición del Inmigrante. De acuerdo con los activistas, no poder comunicarse con los maestros y personal escolar evita que los padres participen activamente de la educación de sus hijos y que los estudiantes no reciban la ayuda que puedan necesitar en la escuela. Por su parte, el Departamento de Educación de la ciudad de Nuevsa York señaló que si bien es cierto que a poco más de un año de la puesta en marcha de la medida aún hay un trecho que recorrer, rechazó las denuncias de los activistas y padres. El vicecanciller de Educación, Andrés Alonso, aseguró que este año se han incrementado las solicitudes para traducción de documentos. "Pusimos además a disposición de las escuelas el servicio de interpretación por teléfono que aumentó casi por 700 por ciento este año, lo que indica que las escuelas están recibiendo el servicio", afirmó Alonso, quien aseguró que cada vez que la coalición les ha presentado una queja, ésta ha sido atendida "inmediatamente". Aseguró además que tanto él como el personal de traducción ha visitado por sorpresa varias escuelas y han encontrado visible el letrero que informa a los padres de estos servicios. Aseguró además que el departamento distribuyó más de 180.000 informes de progreso escolar traducidos -sólo de nivel elemental- a las escuelas que lo pidieron. A nivel intermedio y superior las propias escuelas se encargaron de imprimir esos informes traducidos, según Alonso. Destacó además que este año se asignaron siete millones de dólares a las escuelas para servicios a la comunidad a la que sirven. "En términos de cambios, comparados con el pasado, han sido cambios extraordinarios y vamos a seguir haciendo mas porque es necesario que los padres tengan acceso a las escuelas", sostuvo Alonso.

Descarga la aplicación

en google play en google play