Escúchenos en línea

Votantes hispanos prefieren al bando de demócratas

Agencia EFE. Desde Washington. | 28 de Junio de 2007 a las 00:00
Los votantes hispanos se podrían decantar las próximas elecciones presidenciales hacia el bando demócrata, en el que la senadora Hillary Clinton se vería más beneficiada, según una encuesta publicada este jueves. La encuesta, realizada por la firma Gallup para el rotativo "USA Today", reveló que casi el 75 por ciento de los votantes hispanos que pretenden hacer uso de su derecho a votar se inclina a favor del Partido Demócrata. De ese porcentaje, el 59 por ciento dio su apoyo a la candidatura de la esposa del ex presidente estadounidense Bill Clinton. En las elecciones de 2004, George W. Bush, actual presidente de EEUU, logró el mayor éxito obtenido hasta ese momento por un candidato republicano a la Casa Blanca entre los votantes hispanos, al hacerse con el 40 por ciento de los sufragios en ese sector de la población. "Un factor importante en el abandono hispano del Partido Republicano es el acalorado debate sobre la inmigración, en el cual, las declaraciones de algunos legisladores republicanos han ofendido a muchos votantes hispanos", indicó el rotativo. El 34 por ciento de los votantes entre la población en general prefiere un Gobierno demócrata, mientras que el 27 por ciento se decanta por uno Republicano. En cambio, dentro de la población hispana en general, el 42 por ciento apuesta por un líder demócrata y un 27 por ciento preferiría una presidencia republicana. Patti Solis Doyle, hija de inmigrantes mexicanos y responsable de la campaña electoral de Clinton, reconoció al diario que la senadora por Nueva York "lucha agresivamente" por contar con el voto de la comunidad hispana. Por su parte, el senador cubano Mel Martínez, presidente del Comité Nacional Republicano, afirmó que su grupo político no alcanzará la Casa Blanca en 2008 con el actual apoyo hispano. "En mi opinión, sería prácticamente imposible", admitió. Edgar Aranda, del Centro de Justicia de Virginia, afirmó a Efe que el apoyo recibido por George W. Bush en 2004 por parte de la población hispana se debió a una campaña electoral que apostaba por valores cristianos como la unidad familiar. "Los hispanos tienen unas raíces conservadoras debido al catolicismo y a su apego por la familia; en 2004, mucha gente se vio identificada en el mensaje republicano, pero ahora se ha podido comprobar que aquello se limitó a una estrategia electoral", indicó Aranda. Nora Sandigo, portavoz de Fraternidad Americana, coincidió con Aranda en su opinión sobre los motivos que llevaron a los hispanos a apoyar principalmente a Bush en 2004. "Había muchas esperanzas puestas en su mensaje, logró tocar los corazones de los hispanos y la verdad es que trató de continuar en esa línea, pero, definitivamente, ha perdido el respaldo del resto de los republicanos", comentó. Ambos convinieron, al igual que apunta la encuesta del "USA Today", que la tendencia será muy distinta en las próximas elecciones presidenciales. "Pienso que la posición republicana es clara: no quieren favorecer a los inmigrantes y cuando escuchas a gente como Tom Tancredo (representante de Colorado), parece que los inmigrantes no fueran humanos, no deja de satanizarlos", opinó Aranda. "Los republicanos nunca tuvieron la intención de apoyarnos, pero lo que está ocurriendo actualmente con la reforma migratoria es algo que deja huella", manifestó Sandigo.

Descarga la aplicación

en google play en google play