Escúchenos en línea

México con menor recuperación en remesas, dice BID

México D.F. La Jornada. | 4 de Abril de 2014 a las 09:54

Las remesas de migrantes de países de América Latina y el Caribe, incluido México, se recuperaron en 12 por ciento en promedio después de la caída que reportaron en 2008 y 2009 por la crisis financiera mundial, aseguró el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en un estudio difundido este jueves.

Sin embargo, la recuperación fue de apenas 3 por ciento en el caso de los migrantes mexicanos porque pasaron de enviar en cada transferencia 227 dólares en 2009 a sólo 234 dólares en 2013, es decir, sólo 7 dólares más. En contraste, los colombianos aumentaron en 34 dólares o 18.9 por ciento sus remesas en dicho periodo, los guatemaltecos en 45 dólares o 27 por ciento, los salvadoreños en 28 dólares o 13.3 por ciento y los dominicanos en 22 dólares o 12.6 por ciento, según los datos del BID.

"Las condiciones económicas de los migrantes de la región han mejorado modestamente desde la crisis financiera de 2008-2009, pero siguen siendo vulnerables en términos de ingresos, ahorro y niveles de deuda", advirtió el organismo. Pese a la recuperación económica de Estados Unidos que ha permitido un ligero aumento en el dinero enviado por los migrantes, la situación de éstos sigue siendo débil, apuntó.

Las remesas siguen siendo uno de los mayores flujos transfronterizos entre Estados Unidos y la región de América Latina y el Caribe, ya que ascienden a más de 60 mil millones de dólares por año, indicó, pero criticó que aún es poco lo que contribuyen al ahorro de los hogares de familias pobres y vulnerables porque consideró que para ello hace falta "bancarizar" a los migrantes y sus familias.

Los migrantes más vulnerables son los recién llegados, los indocumentados, los que tienen bajos niveles de educación y las mujeres. No obstante, el BID destacó que pese a su vulnerabilidad las mujeres son quienes más incrementaron el envío de remesas a sus países de origen, tanto por el monto promedio de dinero como en el número de transferencias por año, mientras que la cantidad y frecuencia de las transferencias realizadas por los hombres se mantuvo estable.

El estudio del BID se basó en entrevistas aplicadas durante 2013 a 2 mil migrantes que residen en cinco de las principales ciudades de Estados Unidos, envían remesas a sus familias y son originarios de Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica y México.

Dos tercios de los migrantes aseguraron ahorrar dinero, pero la mayoría lo hace de manera informal y con ello, según el BID, se reduce su potencial para la creación de riqueza a largo plazo.

El 60 por ciento de los entrevistados dijeron tener una cuenta bancaria en Estados Unidos, pero sólo un tercio de sus familiares que reciben las remesas en sus países de origen tienen también cuentas bancarias.

"Esta vulnerabilidad puede ser mitigada a través de la movilización de ahorros y un mayor acceso a otros productos y servicios financieros", consideró el BID.


Descarga la aplicación

en google play en google play