Escúchenos en línea

Líder latino acusa a los republicanos por freno a la reforma migratoria

Madrid, España. Agencia EFE. | 28 de Mayo de 2014 a las 17:04

El exsubsecretario de Asuntos Hemisféricos de Estados Unidos, Arturo Valenzuela, lamentó este miércoles que la reforma migratoria propuesta por el presidente Barack Obama esté "empantanada" y responsabilizó al Partido Republicano, que "teme los cambios que está viviendo el país".

Valenzuela, que participó este miércoles en la Tribuna Iberoamericana EFE-Casa de América, destacó el increíble flujo migratorio en Estados Unidos, que ha provocado un "cambio extraordinario en la fisonomía del país".

Estos emigrantes, muchos de ellos hispanos y simpatizantes del Partido Demócrata, han igualado a este partido con el Republicano, y la pugna por el poder se vuelve "más feroz", afirmó este politólogo y profesor en la Universidad de Georgetown.

Valenzuela reconoció que en la sociedad estadounidense no hay un rechazo "visceral" ni "xenófobo" hacia los inmigrantes, sobre todo en zonas donde existe proximidad con la población autóctona, es más bien, dijo, "un problema de índole político".

"El tema migratorio está en el centro del debate fuerte entre los dos partidos", afirmó el ex político estadounidense, aunque reconoció que los inmigrantes hispanos "no tienen todavía mucha influencia política", excepto grupos muy específicos como los hispano-cubanos.

Valenzuela, nacido en Chile y considerado uno de los hispanos con más influencia política en Estados Unidos, reconoció que esta escasa influencia de la comunidad hispana está cambiando con la segunda y tercera generación, "muy preparada para incidir en las relaciones con América Latina", dijo.

Él mismo ha colaborado con el Consejo Nacional de la Raza, a la que calificó como "la organización más grande de hispanos y una de las más influyentes en Estados Unidos".

Al ser preguntado por el incremento de deportaciones de inmigrantes indocumentados durante el mandato de Obama, afirmó que el Gobierno se encuentra "en una coyuntura muy difícil", en pleno debate sobre la reforma migratoria.

El pasado marzo, la presidenta de del Consejo Nacional de La Raza, Janet Murguía, tachó a Obama de "deportador en jefe" por el número récord de deportaciones de indocumentados durante su mandato, que ha alcanzado los dos millones de personas.

Arturo Valenzuela achacó, en parte, esta política al endurecimiento del control de las fronteras después de los atentados del 11-S y reconoció que "se cometen muchas injusticias", por ejemplo, con separación de familias.

El exsubsecretario de Asuntos Hemisféricos, que se encarga de las relaciones con América Latina, afirmó, en este sentido, que tiene que cumplirse la ley, pero "la respuesta no puede ser solo policial y militar, tiene que ser integral", donde se involucre a las comunidades.

"Donde se involucran más las comunidades es donde más éxito hay", concluyó, y destacó la importancia que tiene la cooperación internacional en este campo.


Descarga la aplicación

en google play en google play