Escúchenos en línea

Ilegales para trabajar, pero no para pagar impuestos

LaVoz.com. Desde Washington. | 6 de Julio de 2007 a las 00:00
Los indocumentados aportan alrededor de 7.000 millones de dólares al servicio de pensiones del estado, que ayudan a costear las jubilaciones y otros beneficios de los trabajadores estadounidenses. Pero difícilmente se beneficien ellos de esos aportes. No hay una respuesta clara al interrogante de si el indocumentado contribuye más en impuestos que lo que consume en servicios públicos, pero esos aportes son una de las razones por las que el sistema impositivo de la nación se hace el distraído con el tema de los inmigrantes. Los empleadores pueden comprobar fácilmente si el número de Seguridad Social de un postulante a un puesto de trabajo es válido. Pero eso no es un requisito y muchos no lo hacen. Un indocumentado que regulariza su situación puede hacer que se le reconozcan los sueldos ganados usando un número de Seguridad Social falso. La Administración de Seguridad Social (ASS) puede detectar los casos en los que el número no coincide con el nombre de una persona, pero rara vez persigue a alguien que usó un número que no le pertenece. Este banco de datos fenomenal está fuera de la jurisdicción del servicio de inmigración. El Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) dispone de esa información, pero las layes protegen el derecho a la privacidad de los contribuyentes, incluso de aquellos que usaron números falsos. "No nos interesa qué hace uno, mientras lo incluya en su declaración de rentas", expresó el portavoz del IRS Bill Steiner. El IRS puede aplicar una multa de 50 dólares a las empresas por cada declaración de rentas con irregularidades, pero en las auditorías del gobierno no hay constancia de que alguna vez se haya dado ese paso. El IRS permite que las personas que no pueden solicitar un número de Seguridad Social obtengan una identificación especial con fines impositivos, para que paguen los impuestos correspondientes a los sueldos ganados en empleos que supuestamente no pueden tener. Desde 1996, las personas que se acogen a esa vía han pagado unos 50.000 millones de dólares en impuestos. La ASS envía todos los años cartas a las empresas en las que se comprueban una cantidad elevada de casos en los que se han usado números falsos. Estas cartas generalmente no son enviadas al servicio de inmigración. Si bien el hecho de que no coincidan el nombre con el número no es necesariamente indicio de que una persona está en el país ilegalmente, los patronos generalmente despiden a esos empleados. Cuando agentes federales ingresaron a la planta de Fresh Del Monte Produce el mes pasado en Portland, sabían que aproximadamente el 90% de los empleados tenían números de seguridad social falsos. Pero esa información no es la razón por la que se hizo la redada, según las autoridades. "Los casos más comunes, en los que una persona usa para trabajar el número de seguridad social de otro, no son un asunto demasiado importante para nosotros", expresó Jonathan Lasher, portavoz de la oficina del inspector general de la ASS. "Esos trabajadores no se quedan mucho tiempo en un sitio. Si iniciamos una investigación, lo más probable es que se hayan ido cuando nos movilizamos", manifestó. "Una persona tiene un impacto relativamente pequeño en la Seguridad Social". La agencia interviene cuando una empresa es la que procura números de seguridad social falso para sus empleados, y se supone eso es lo que pasó con Fresa del Monte. Estos son algunos de los temas abordados en la propuesta de reforma migratoria que se estancó en el Senado. El proyecto hubiera dado al Departamento de Seguridad Interna más acceso a la información de la seguridad social. Y había propuestas que hubieran quitado al indocumentado la posibilidad de solicitar beneficios por trabajos hechos usando números falsos, al tiempo que hubieran requerido al empleador verificar la información de los postulantes. James B. Lockhart III, subdirector de la ASS, declaró ante el Congreso que "si bien una persona que no es ciudadana puede estar viviendo y trabajando ilegalmente en los Estados Unidos, está contribuyendo su trabajo, pagando los impuestos correspondientes y creando un historial en la ASS igual que lo hacen los trabajadores legales". "La política de la ASS de permitir que esos trabajadores consigan un número de seguridad social legítimo para que tengan un historial y puedan recibir beneficios responde a la misión de la agencia, su historia y su comprensión de la Ley de Seguridad Social y no refleja desinterés en las leyes migratorias", agregó. Explicaciones como esta enfurecen a los sectores que más firmemente se oponen a la inmigración ilegal. "No me convence el argumento de que, si pagan impuestos, todo está bien", sostuvo Jim Ludwick, presidente de la agrupación Oregonianos por la Reforma Migratoria. Ludwick opinó que las empresas deberían estar obligadas a verificar la validez de los números de seguridad social de un postulante. "Esto ayudaría mucho. Si uno está en el país ilegalmente y no puede conseguir un trabajo, es probable que se deporte solo", declaró. Auditorías han revelado que una pequeña cantidad de empresas tienen un número desproporcionado de casos en los que el número no coincide con el nombre. Casi todas están relacionadas con los restaurantes, el campo o los servicios. En un caso, el 89% de las declaraciones hechas por una empresa agrícola de la Florida en el 2001 contenían información falsa. Otra empresa de Oregon registró 18.228 informes con falsedades entre 1997 y el 2001, que representaban 68 millones de dólares en sueldos. Los defensores de los inmigrantes dicen que si se da a las autoridades migratorias o policiales acceso a los bancos de información de la ASS o del IRS, ello podría desencadenar un hostigamiento de los trabajadores y empujar más gente a la economía subterránea. "La gente con la que trabajo está confundida", dijo Steve Manning, abogado de Portland especializado en casos de inmigración. "Quieren cumplir con el sistema impositivo, pero, al mismo tiempo, si cumplen con ese sistema, ¿se pueden meter en líos?".

Descarga la aplicación

en google play en google play