Escúchenos en línea

EE.UU. renueva por 2 años programa Dreamers

Washington. Dpa. | 5 de Junio de 2014 a las 10:45

La administración Obama anunció este jueves que renovará por dos años más el programa de acción diferida (DACA), que ha beneficiado a casi 600 mil jóvenes indocumentados, conocidos en Estados Unidos con el nombre de "soñadores".Los "soñadores" "dreamers" son jóvenes indocumentados que llegaron ilegalmente a Estados Unidos cuando eran menores y que se han criado y educado en Estados Unidos, pero que por su condición de indocumentados habían visto truncados sus sueños de estudiar en la universidad o trabajar legalmente en Estados Unidos.

"A pesar de la acritud y el partidismo que existe actualmente en Washington, casi todos nosotros estamos de acuerdo que un niño que cruza nuestra frontera ilegalmente con sus padres o buscando reunirse con sus padres o una vida mejor no está tomando una decisión adulta y debería ser tratado de forma distinta que un transgresor adulto de la ley", señaló el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson.

Unos 560 mil jóvenes indocumentados se han beneficiado hasta ahora de esta medida, aprobada en junio de 2012, según datos oficiales difundidos hoy.

La acción diferida les garantizaba a estos jóvenes durante dos años que no serían deportados, así como un permiso de trabajo siempre y cuando cumplieran unos determinados requisitos.

Para ser acogido en el programa, los jóvenes tenían que tener menos de 31 años en junio de 2012, haber residido continuamente en los Estados Unidos desde junio de 2007, no haber cometido delitos, estar asistiendo a la escuela, haberse graduado en la escuela superior o haber servido honorablemente en la Guardia Costera o en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Nacional recomendó hoy a los "soñadores" que soliciten la renovación cuatro meses antes de que expire su permiso de acción diferida.

Para poder renovar este permiso los jóvenes deberán demostrar que no han salido del país después de agosto de 2012, que han residido de forma continuada en Estados Unidos, que no han cometido ningún delito y que no suponen una amenaza para la seguridad nacional.

United We Dream, la mayor organización de jóvenes inmigrantes del país, se mostró satisfecha a través de un comunicado de la renovación del programa DACA.

Sin embargo, la organización consideró que no es suficiente e instó a la administración Obama a ampliar el programa de acción diferida, incluyendo a sus padres, con el fin de evitar su deportación y la dolorosa separación de sus familias, mientras el país no logra reformar su sistema migratorio.

"DACA funciona y cambia vidas. La administración Obama debería expandir DACA para incluir a nuestros padres y otros que son blanco de deportaciones", señaló a través de un comunicado Cristina Jiménez, co-fundadora de United We Dream. "Nuestras familias no pueden esperar más. Necesitamos acción ahora".

El presidente Barack Obama proclamó el programa DACA en junio de 2012, pocos meses antes de las elecciones presidenciales. La oposición republicana criticó entonces la medida como una maniobra electoralista de Obama para hacerse sobre todo con el voto hispano, que finalmente fue clave para su victoria en noviembre de ese año.

El objetivo era buscar una solución aunque fuera temporal sobre todo para los jóvenes que podrían haberse beneficiado de una ley que fracasó en el Congreso, la DreamAct. Esta iniciativa preveía una vía a la legalización para indocumentados menores de 30 años que hubieran llegado al país de pequeños y que quieran cursar estudios superiores o servir en el ejército, entre otros requisitos.

La reforma migratoria, aprobada por el Senado en junio de 2013, permanece atascada en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, ante la negativa de los republicanos, que tienen mayoría en la cámara baja, de someterla a votación en el pleno.


Descarga la aplicación

en google play en google play