Escúchenos en línea

Arrestan a dos por albergar a inmigantes ilegales en Arkansas

LaVoz.com. Desde Springdale, Arkansas. | 9 de Julio de 2007 a las 00:00
Un jurado federal de instrucción en Fort Smith acusó a dos residentes de Springdale por albergar a inmigrantes ilegales y por lavado de dinero después de una serie de redadas en mayo en unas taquerías en el noroeste de Arkansas, informó el lunes un fiscal federal. Honorato Pedroza y Gema Rivera-Soto enfrentan cuatro acusaciones que van de las redadas que efectuaron elementos del Departamento de Inmigracion y Aduanas, informó el fiscal federal Robert C. Balfe en un comunicado de prensa. Las autoridades arrestaron a 15 ciudadanos mexicanos adultos y cuatro jóvenes en las redadas del 21 de mayo, en una operación llamada "El Rancho Tejocote". También fueron arrestadas dos personas adultas de El Salvador. Una investigación que duró un año comenzó después que agentes fedreales dijeron que habían descubierto a Pedroza utilizando un número de Seguro Social que no le fue asignado a él. En documentos de la corte, un agente indicó que Pedroza, un empleado de la Taquería Michoacán, empleó otro documento falso para abrir una cuenta bancaria. Los agentes fronterizos indicaron que unos 295.000 dólares pasaron de las cuentas Dom Con Rancho Tejocote, en el estado central mexicano de Querétaro, a una dirección a nombre de José Salud Rivera, quien fue deportado fuera de Estados Unidos en diciembre del 2003. Los agentes federales hicieron redadas en restaurantes de la Taquería Michoacán en Springdale, Rogers y Lowell, donde arrestaron 21 jugadores y decomisaron 40.000 dólares así como 28 bolsas de registros de los negocios, indicó Balfe. Independientemente del robo de identidad, el papel que jugó Rivera Soto en lavado de dinero y albergar a inmigrantes ilegales no fue incluido en la acusación. La denuncia señala que la mujer sólo está acusada de utilizar el número de Seguro Social de otra persona así como el número de registro de inmigrante cuando presentó una solicitud de trabajo en un motel de Springdale. Ls autoridades de la fiscalía no contestaron de inmediato el lunes las llamadas que se les hicieron en busca de un comentario. Pedroza podría enfrentar un máximo de 35 años en la cárcel y el pago de multas de hasta un millón de dólares si es hallado culpable, dijo Balfe. El fiscal agregó que Rivera Soto podría pasar hasta 40 años en prisión y pagar multas hasta por 1,25 millones de dólares. Ambos serán enjuiciados el 13 de agosto ante una corte federal en Fayetteville y permanecen bajo custodia.

Descarga la aplicación

en google play en google play