Escúchenos en línea

Sentencian a latina por ayudar en la fuga de su nieto

Agencia EFE. Desde Denver, Colorado. | 10 de Julio de 2007 a las 00:00
Una abuela latina de Denver, de 77 años, se declaró culpable de haber ayudado a su nieto a fugarse de la cárcel de esta ciudad, por lo que fue condenada a cumplir una sentencia de tres años de prisión suspendida. Rufina Archuleta, nacida en 1930, fue acusada el pasado 5 de diciembre de "colaborar en la fuga de un preso" y de "conspirar para planificar una fuga", en relación con el escape de Carlos Romero, de 31 años. El 30 de noviembre del 2006, Romero logró evadir a las autoridades cuando recibía atención médica en la sección para reclusos del hospital municipal de Denver. Según Lynn Kimbrough, portavoz de la fiscalía local, Romero estaba cumpliendo una sentencia de nueve años de cárcel por robo de autos de lujo y había sido trasladado al hospital de Denver porque necesitaba tratamiento en un hombro y en las muñecas precisamente por un intento de fuga anterior. Las autoridades no proveyeron detalles de qué papel cumplió Archuleta en la fuga de su nieto, ni tampoco especificaron qué hizo Romero para escaparse de los guardias que lo custodiaban. Tras la fuga, Archuleta, quien sufre de dificultades respiratorias y necesita usar un tanque de oxígeno, permaneció detenida por una semana y quedó en libertad condicional después de una audiencia ante un juez de Denver para escuchar los cargos en su contra. Junto con la anciana y en la misma audiencia judicial, su hija, Theresa Archuleta, de 51 años y madre Romero, también se declaró culpable de haber facilitado la fuga de Romero. Theresa Archuleta fue sentenciada a dos años en libertad condicional. Por su parte, el tercer familiar implicado en la fuga, Amador Ruben Archuleta, de 48 años y tío de Romero, será sentenciado el 6 de agosto próximo. Según la sentencia, la anciana no irá a la cárcel sino hasta que el juez lo decida, una pena que equivale a "libertad condicional sin supervisión". La única manera en que la abuela podría ir a la cárcel es si comete otro delito grave, y entonces tendría que cumplir las dos sentencias, según la fiscalía,. Romero permaneció prófugo durante varios meses y finalmente fue recapturado en junio pasado. El 12 de junio, Romero se declaró culpable de los 26 cargos en su contra, incluyendo robo de autos y escape de la cárcel, y fue sentenciado a 30 años. Según documentos presentados en la corte, Romero obtenía los números de identificación de los vehículos de lujo que buscaba robar y luego usaba esos datos para duplicar ilícitamente la llave electrónica de esos carros.

Descarga la aplicación

en google play en google play