Escúchenos en línea

Activista chileno lucha junto a indocumentados en EEUU

Agencia EFE. Desde Nueva York. | 11 de Julio de 2007 a las 00:00
El chileno Víctor Toro, expulsado de su país y declarado muerto bajo la dictadura Pinochet por razones políticas, y que afronta la deportación, asegura que su lucha real está junto a los 12 millones de indocumentados en EEUU. Toro, de 65 años, fue detenido el pasado viernes en un tren Amtrack por agentes de inmigración en la ciudad de Rochester en Nueva York cuando regresaba de California, donde estuvo desde noviembre haciendo trabajo comunitario. Siete mexicanos, un ruso y un pakistaní también fueron arrestados en el mismo tren, luego de que se les pidió identificación. "Fueron asiento por asiento a preguntar si éramos estadounidenses o si teníamos visa, hasta que llegaron donde mí. Entregué un viejo pasaporte y me dijo (el agente de Inmigración) 'usted está indocumentado y por lo tanto está arrestado'. Así hicieron con todos los demás", dijo en entrevista con Efe. "Nos bajaron del tren, nos encadenaron a todos juntos, y de ahí a diferentes vehículos hasta el local de Inmigración, que estaba lleno de otros que habían sido detenidos en autobuses, también en Rochester. Estaban llenas las dos celdas de otros inmigrantes que recién habían sido arrestados ahí", comentó. Toro, un conocido activista comunitario en Nueva York, donde vive desde 1984 junto a su esposa, la también chilena y ex prisionera política Nieves Ayress y su hija Rosa, dijo que no recibieron buen trato por parte de los agentes de Inmigración. "Nos trataron muy mal porque empezaron a empujar, a apretar las cadenas de las manos. Decían que estábamos ilegales, que en este país no se puede estar ilegal, todo tipo de improperios", indicó Soto, quien quedó en libertad tras pagar una fianza de 5.000 dólares. En conferencia de prensa hoy, aseguró que "lo más humillante" fue cuando les ordenaron despojarse de la ropa para ponerse el uniforme naranja "como la de los presos de Guantánamo" y que para él es símbolo de "de represión, muerte, terror y violación de derechos humanos y civiles". También admitió que tuvo temor por su vida en la prisión. Aseguró que los inmigrantes viajan atemorizados en los trenes que van y salen de Nueva York, por la presencia de los agentes de Inmigración con canes en busca de indocumentados. "Se cree que la persecución de la migra es en los barrios y algunas fábricas, pero no, en los trenes hay una situación de verdadero terror. La gente se asusta, incluso ciudadanos estadounidenses al ver la migra con los perros", afirmó. Toro, que deberá retornar en un mes ante un juez de Inmigración, lleva más de 30 años fuera de Chile, de donde fue expulsado junto a otros 16 activistas políticos, sin documentos, bajo la dictadura de Augusto Pinochet tras cumplir tres años de prisión y ser torturado. El activista, que fue sindicalista en su país y defendió el derecho a tierra de los indios mapuches, estaba entre los doce más buscados y aún hoy teme perder la vida si retorna a Chile. Según su abogado, Carlos Moreno, el día de la audiencia en Inmigración pedirá asilo político para Toro, declarado muerto oficialmente en su país. "Lo que pasa es que tienen (el gobierno chileno) que derogar la ley que declaró mi muerte y hasta que eso no ocurra mi situación es de peligro si vuelvo", afirmó Toro, quien sostuvo que lo que quiere es resolver su situación legal en EEUU. "Mi situación es que soy un indocumentado en la mismas condiciones que los más de 12 millones que hay en este país. Esa es mi lucha, esa es la batalla y por eso va a continuar desarrollándose un movimiento del cual soy parte", argumentó. Aseguró que aunque ha reclamado a las autoridades chilenas en el exterior que se reconozca que está vivo y se le entregue un documento que así lo certifique, su exigencia ha sido inútil. "Como me van a deportar a Chile si supuestamente yo morí. Esta la situación que tienen en sus manos las autoridades norteamericanas", argumentó. Aunque reconoce que en Chile han habido cambios políticos, señala que aún muchos casos de violación a derechos humanos, como el suyo, no se han resuelto y que mantiene a muchos chilenos fuera de su país, sin poder retornar a su patria.

Descarga la aplicación

en google play en google play