Escúchenos en línea

Aumenta el respaldo para aceptar a niños inmigrantes

Washington. Agencia PL. | 18 de Julio de 2014 a las 11:00

El creciente apoyo para recibir y albergar a miles de niños inmigrantes que llegaron solos a Estados Unidos es secundado por la ciudad de Nueva York, informa este viernes el diario The New York Times.

Funcionarios del gobierno de la llamada Gran Manzana formaron un grupo de tarea en respuesta al arribo a la ciudad en los últimos meses de menores procedentes de Centroamérica.

Precisa el Times que la idea es apoyarse en la comunidad para atender a los más de tres mil 200 menores que fueron enviados a esa urbe y enfrentar sus problemas de salud, inscripción en las escuelas y otras necesidades urgentes.

Nisha Agarwal, comisionado de la ciudad para asuntos de inmigrantes, dijo que su oficina lidera un grupo interinstitucional de trabajo recién formado para decidir cómo movilizar recursos para ayudar mejor a esos niños.

Los grupos comunitarios que ofrecen actividades de promoción y servicios para los inmigrantes se reunieron el jueves con las autoridades municipales, estatales y federales para discutir una estrategia coordinada de colaboración, dijo Camille Mackler, de la Coalición de Inmigración de Nueva York.

La respuesta neoyorquina se aparta de la de otros lugares que rechazan dar protección a esos niños, y exigen su rápida deportación, y responde a un llamado del gobierno federal para buscar posibles sitios refugios de emergencia para los jóvenes migrantes.

En Syracuse, la alcaldesa Stephanie A. Miner, citada por el Times, declaró que "como una ciudad con una rica tradición de inmigrantes, creemos firmemente que estos niños deben ser bienvenidos y protegidos".

Desde el 1 de octubre más de 51 mil niños no acompañados detenidos por agentes del Departamento de Seguridad Nacional en la frontera con México fueron puestos en libertad bajo la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos, que los coloca en refugios temporales.

La acción de las autoridades neoyorquinas estuvo antecedida por la disposición de universidades y estados del país que instan a adoptar una política humanitaria con los menores.

Este jueves, David Fike, rector de la Universidad Marygrove de Detroit, estado de Michigan, manifestó su disposición a emplear recursos de la institución para ayudar a los niños indocumentados.

Según Fike, el presidente Barack Obama debería encabezar la búsqueda de una solución al problema, mientras exhortó a otras universidades a prestar igual ayuda, indica el diario Detroit News.


Descarga la aplicación

en google play en google play