Escúchenos en línea

Inmigrantes no pueden casarse por carecer de seguro social

LaVoz.com. Desde Nashville, Tennessee. | 12 de Julio de 2007 a las 00:00
Una ley federal que exige a la gente que informe sobre su número de Seguro Social al solicitar su licencia de matrimonio ha obligado a miles de parejas en todo el país, particularmente a los inmigrantes ilegales, a posponer sus planes de boda. La ley ha estado vigente durante casi una década y estaba encaminada a facilitar el cobro de los gastos de manutención de los hijos. Si embargo, en algunas partes ha impedido que incluso los inmigrantes legales y algunos ciudadanos estadounidenses puedan casarse. Algunas parejas han viajado a otros estados u otros países que estén dispuestos a emitirles licencias de matrimonio. Jonadad Luque, un inmigrante legal hondureño que vive en Estados Unidos, desea casarse con su novia con la cual tiene dos hijos de 1 y 5 años de edad. Sin embargo, las autoridades en Nashville no le emitirían una licencia de matrimonio porque su novia vive ilegalmente en el país y no cuenta con un número de Seguro Social. "Tengo un número de Seguridad Social, una licencia de manejo y permiso para trabajar. Queremos casarnos, pero tendremos que esperar hasta que cambien la ley", dijo Luque en una entrevista que ofreció en español. El funcionario de la ciudad de Nashville John Arriola, indicó que le gustaría ver cambios a la ley, pero indicó que por ahora, debe obedecerla. La ley federal exige a los estados que registren los números de seguridad social de todos los solicitantes de una licencia profesional, de una licencia d conducir, de una licencia recreativa y de la licencia matrimonial. Los números de Seguro Social no están al alcance de las personas que se encuentran ilegalmente en el país o aquellas que no cuentan con permiso para trabajar. Sin embargo, la manera como se aplica esta ley varía de estado a estado e incluso de condado a condado, pues algunas autoridades interpretan la ley al afirmar que sólo las personas que ya cuentan con los números del Seguro Social necesitan presentarlos. Los inmigrantes ilegales encuentran menos dificultades en casarse en lugares donde hay comunidades de inmigrantes bien establecidas. En Texas y en la Ciudad de Nueva York, por ejemplo, las autoridades solicitan el número de Seguro Social, pero no lo exigen como requisito indispensable.

Descarga la aplicación

en google play en google play