Escúchenos en línea

Muchos prisioneros viven en el limbo migratorio

LaVoz.com. Desde Oklahoma City, Oklahoma. | 12 de Julio de 2007 a las 00:00
El estado de más dos docenas de inmigrantes deportables sigue sin aclararse después de su salida de prisiones de Oklahoma. Al menos 25 presos nacidos en el exterior, puestos en libertad entre mayo y junio por el Departamento Penitenciario, estaban sujetos a enfrentar a la agencia federal de cumplimiento de leyes aduaneras y de inmigración, conocida como la ICE por sus siglas en inglés. Pero funcionarios de la ICE dijeron que dar un estado migratorio a cada uno de los presos, que cumplieron sentencias por crímenes mayores como violaciones sexuales y tráfico de drogas, sería "una carga administrativa". Carl Rusnok, un portavoz de la agencia de inmigración dijo que demoraría demasiado obtener información a menos que él tuviera el número de identificación de cada uno de los inmigrantes. Tales números no son de dominio público. "Ninguna agencia federal puede o debe dárselos al público o a los medios", dijo Rusnok. El estado migratorio de cada uno de los detenidos se puede obtener por medio una solicitud basada en la Ley de Libertad de Información, dijo. A solicitud del diario Tulsa World, la agencia le proveyó información sobre el estado de "detenidos deportables" condenados por crímenes atroces o reincidentes. Uno de ellos fue deportado a México el 1 de junio, otro a Vietnam, y un tercero, un residente permanente, se presentará ante un juez de inmigración. Funcionarios de inmigración pueden mandar a detenidos, indocumentados o inmigrantes legales que hayan cometido delitos mayores o ciertos crímenes contra menores, a prisiones estatales. Rusnok dijo que cada uno de los inmigrantes indocumentados que cumplieron sus condenas por un delito mayor, es procesado para ser deportado y es regresado a su país de origen. Sin embargo, los residentes permanentes tienen derecho a ir ante un juez de inmigración antes de que se emita una orden de deportación. Por lo general, funcionarios de inmigración toman custodia de los presos deportables cuando cumplen sus sentencias, pero la prisión debe notificar a la agencia sobre su liberación, dijo. "Sería bueno que todas las prisiones nos lo informaran", aseveró. "Sería bueno visitarlas a todas. Pero no tenemos los recursos para hacerlo", indicó. El portavoz del Departamento Penitenciario, Jerry Massie, dijo que la política de la agencia es notificar a funcionarios de inmigración cuando un preso con orden de detención de inmigración está a punto de ser puesto en libertad. La ley federal le permite a las prisiones retener por dos días a los presos que hayan cumplido su sentencia y que tengan orden de detención de inmigración, para darle tiempo a los funcionarios de inmigración a ponerlos bajo su custodia. "Ellos (los funcionarios de inmigración) han sido muy efectivos en esto", dijo Massie. Si bien más de dos docenas de detenidos deportables fueron puestos en libertad en mayo y en junio, más de 50 fueron ingresados, según documentos de las prisiones. Durante el mismo período, se ordenaron retenciones a más de 21 presos.

Descarga la aplicación

en google play en google play