Escúchenos en línea

Latinos están en riesgo en los estados de Virginia y Arizona

Agencia EFE. Desde Virginia. | 13 de Julio de 2007 a las 00:00
Los estados de Virginia y Arizona arremetieron contra los indocumentados esta semana, mientras que la mitad de los efectivos de la Guardia Nacional en la frontera con México empezaron a empacar maletas. El emplazamiento de unos 6.000 soldados de la Guardia nacional reducirá esa fuerza en la frontera a la mitad, informó el Pentágono. Las tropas, enviadas a diversas áreas en la frontera de 3.200 kilómetros, no habían sido asignadas para detener a los inmigrantes sino para dar apoyo a la Agencia de Protección de Fronteras y al Servicio de Aduanas. Los soldados han cooperado en la instalación de torres para cámaras de vigilancia, cercas en áreas muy transitadas por los inmigrantes indocumentados, y la apertura de caminos paralelos a la línea fronteriza para el tránsito rápido de los vehículos de la Patrulla Fronteriza. El condado de Prince William, en el estado de Virginia, aprobó por unanimidad esta semana una resolución que exige a funcionarios, agencias y personal del condado a verificar el estatus migratorio de cualquier persona sobre la que exista una "sospecha razonable" de que es un inmigrante indocumentado. "No importa la manera en que aparezca escrito, se trata de una resolución dirigida principalmente a la comunidad hispana y de carácter claramente anti-latino", dijo Kent Willis, director ejecutivo de la Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) de Virginia. Por su parte, la organización Fondos Puertorriqueño de Defensa Legal y Educación (PRLDEF) amenazó con demandar a la Junta de Supervisores del Condado Prince William sino retiran la resolución anti-inmigrante. Entre tanto, en Tucson, Arizona, alrededor de 50 personas protestaron contra una ley estatal que a partir del 1 de enero del 2008 sancionará severamente a los negocios que contraten indocumentados. "Esta ley no sólo va a afectar a los indocumentados, sino a todos los inmigrantes, provocando una ola de discriminación y abusos en contra de nuestra comunidad", dijo Sebastián Quinac, inmigrante guatemalteco. A pesar de los intentos de algunas organizaciones e iniciativas de diplomáticos y gobiernos extranjeros, no habrá reforma migratoria hasta después de las elecciones presidenciales, aclaró.

Descarga la aplicación

en google play en google play