Escúchenos en línea

Estudiantes indocumentados de Colorado asistirán a Universidad de Nuevo México

Agencia EFE. Desde Denver. | 16 de Julio de 2007 a las 00:00
Un grupo de estudiantes indocumentados del norte de Colorado ingresará legalmente y pagará aranceles reducidos en la Universidad de Nuevo México, gracias a las gestiones de una educadora cubano–americana de la ciudad de Fort Collins. Según Isabel Thacker, consejera de la Escuela Secundaria Poudre, un análisis de las leyes vigentes en Nuevo México sobre ingreso a la universidad y sobre requisitos para establecer domicilio en ese estado permitió encontrar la manera de que, por segundo año consecutivo, alumnos indocumentados de la Escuela Poudre pudiesen asistir a la Universidad de Nuevo México. En declaraciones a los medios locales, Thacker indicó los alumnos en cuestión (todos hispanos) han demostrado "un excelente rendimiento académico" y que muchos de ellos continuarán sus estudios universitarios "sin tener que pagar ni los aranceles ni los libros de texto". "Estos muchachos y sus padres son sobresalientes. Sea que la gente quiera escucharlo o no, se trata de excelentes ciudadanos. No son pandilleros, ni desertores escolares, ni muchachas embarazadas, ni están involucrados con drogas", dijo Thacker. "Yo les exijo excelencia y ellos la han alcanzado", agregó. El año pasado, los cuatro primeros alumnos de la Escuela Poudre que fueron a la Universidad de Nuevo México terminaron su primer año de estudios con un rendimiento académico superior al 80 por ciento en sus calificaciones. Este año, nueve alumnos indocumentados de la Escuela Poudre y uno de la Escuela Secundaria de Fort Collins asistirán a la Universidad de Nuevo México gracias al programa de ayuda implementado por Thacker. En 2005, el legislativo de Nuevo México aprobó una ley que prohíbe negar la posibilidad de ingresar a la universidad sólo sobre la base de la situación migratoria de una persona. La ley establece además que la universidad estatal debe ofrecer la misma financiera a todos los estudiantes, sin importar su estatus en el país. Obviamente, esa ley se aplica únicamente a los residentes de Nuevo México, no a los estudiantes de Colorado. Pero Thacker encontró que para ser un residente en Nuevo México y obtener un arancel universitario reducido, una persona debe estudiar tiempo completo en ese estado. Por eso, los alumnos de Fort Collins toman seis horas semanales de clases en la universidad estatal y otras seis horas en un colegio comunitario local, cumpliendo con el requisito de domicilio establecido y, por lo tanto, obtiene el descuento universitario. Las becas, de hasta 5.000 dólares al año, cubren prácticamente los gastos completos de ir a la universidad, excepto por algunos libros de texto y por alojamiento, transporte y comidas. Thacker comentó que ella sintió "la obligación moral" de ayudar a sus estudiantes tras recibir el pedido de un alumno mexicano indocumentado que quería ir a la universidad.

Descarga la aplicación

en google play en google play