Escúchenos en línea

Demandan iguales oportunidades para inmigrantes en escuelas de Carolina del Norte

Charlotte. Agencias. | 3 de Septiembre de 2014 a las 16:08

Una coalición de grupos de derechos civiles solicitó al Departamento de Justicia (DOJ) que tome medidas para que las escuelas de Carolina del Norte ofrezcan oportunidades igualitarias de inscripción a todos sus estudiantes.

Los grupos presentaron una queja formal a principios de año ante las autoridades del DOJ a nombre de varios estudiantes inmigrantes que algunos distritos escolares le negaron su matriculación en violación a la ley federal.

En una carta dirigida al DOJ, el Southern Poverty Law Center (SPLC), Legal Services of Southern Piedmont (LSSP), North Carolina Justice Center (NCJC) y Southern Coalition for Social Justice (SCSJ), urgieron al DOJ "actuar" ante la retracción del Departamento de Instrucción Pública (DPI) del estado de su política de matriculación igualitaria.

El documento incluyó copia de las recientes directrices federales de no negar, retrasar o desalentar la matrícula escolar de los estudiantes por su estatus migratorio o de sus padres, incluyendo a los niños que han llegado sin compañía al país y se encuentran bajo custodia de familiares

Los grupos de derechos civiles citan un memorando del 4 de junio del superintendente de las escuelas públicas de Carolina del Norte, June Atkinson, dirigido a los distritos escolares que describen varios casos donde las escuelas "pueden negar" la inscripción escolar.

Con ello, el superintendente se retractó de un memorando anterior del 12 de mayo de este año que reiteraba la inscripción escolar sin discriminación de todos los estudiantes, incluyendo a los inmigrantes.

"Las medidas adoptadas por el DPI son preocupantes, especialmente teniendo en cuenta la vulnerabilidad de muchos niños inmigrantes, incluidos a los que han llegado recientemente", afirmó hoy en un comunicado Anjali Nair, abogado de SPLC.

"Instamos al Departamento de Justicia a tomar medidas inmediatas para garantizar que ningún funcionario de las escuelas de Carolina del Norte cierre ilegalmente las puertas a unos estudiantes inmigrantes", reiteró.

En el mes de febrero pasado, los grupos citaron los casos de dos distritos escolares que negaron la inscripción de niños inmigrantes debido a su limitado dominio del español, edad y nacionalidad, resaltando además que pareciera una "práctica común" en el estado.

Según George Eppsteiner, abogado del Southern Coalition for Social Justice, la nueva política del DPI es "vaga, confusa, y genera dudas" sobre la seriedad de la agencia de asegurar la no-discriminación en las escuelas de Carolina del Norte.


Descarga la aplicación

en google play en google play