Escúchenos en línea

Descubren a red de coyotes en Colorado gracias a un billete falso

Agencia EFE. Desde Denver, Colorado. | 18 de Julio de 2007 a las 00:00
El uso de un billete falso de cien dólares permitió que la policía de Wheat Ridge en Colorado detectase un posible caso de contrabando de indocumentados, lo que dio paso a una investigación de la que ahora participan agencias federales. Según el comandante Jim Lorentz, portavoz del Departamento de Policía de Wheat Ridge, el pasado lunes por la noche el empleado de una tienda llamó a las autoridades para denunciar que dos hombres estaban tratando de pagar su compra con un billete falso. La policía llegó en pocos minutos y arrestó a Bernardino Fuentes Espinoza, de 35 años y a Guadalupe Alvarez, 42, como sospechosos del intento de empleo de un billete falsificado. Cuando los uniformados se acercaron a la camioneta en la que viajaban Espinoza y Alvarez, detectaron que habían nueve pasajeros. Dos de ellos se dieron a la fuga y permanecen prófugos, mientras que los otros siete fueron detenidos. El parte policial indica que se trata de una mujer y seis hombres, de entre 18 y 39 años de edad, que todos ellos provenían de México, y que cada uno había pagado 2.500 dólares para que se le transportase ilegalmente a Estados Unidos. Lorentz indicó que Espinoza y Alvarez fueron trasladados a la cárcel del condado Jefferson, y que los detenidos enfrentan cargos por "aceptar dinero para transportar a sabiendas personas indocumentadas" (ley estatal SB06-206 de Colorado) y por "contrabando de personas adultas dentro de Colorado" (ley SB06-207). Sin embargo, estas leyes, aprobadas el año pasado por la legislatura de Colorado, no incluyen a los pasajeros del vehículo, por lo cual los siete inmigrantes mexicanos quedaron a cargo de Colorado Network to End Human Trafficking, una organización oficial, dependiente del Departamento de Seguridad Pública de Colorado, que ofrece ayuda a las víctimas de contrabando humano. Los siete presuntos indocumentados recibirán cuidados médicos y alojamiento mientras duren las averiguaciones del caso y hasta que se determine su situación legal. Las pericias iniciales permitieron compilar suficiente evidencia como para que el FBI, la sede local del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) y el fiscal del condado Jefferson se sumen a la investigación que ya realiza la policía de Wheat Ridge, comentó el comandante Lorentz.

Descarga la aplicación

en google play en google play