Escúchenos en línea

En tres años, patrulleros fronterizos mataron a tres en El Paso, Texas

Agencia EFE. Desde El Paso, Texas. | 20 de Julio de 2007 a las 00:00
Agentes de la Patrulla Fronteriza han disparado en 14 ocasiones en los últimos tres años en el sector de El Paso y aunque han sido de forma justificada, en al menos tres casos han derivado en la muerte de un sospechoso. Así lo revela un reciente informe del fiscal del suroeste de Texas, Johnny Sutton, quien menciona que en ninguno de los 14 incidentes los agentes fueron procesados ni sometidos a medidas disciplinarias porque el uso del arma de fuego quedó justificado bien por las autoridades o por un Gran Jurado. Sutton ha sido criticado por legisladores y miembros de la comunidad que se han unido para sacar de la cárcel a dos ex patrulleros, Ignacio Ramos y José Compeán, sentenciados a 11 y 12 años de prisión, respectivamente, por disparar en contra del inmigrante mexicano Osvaldo Aldrete. Aldrete confesó luego del incidente, ocurrido en febrero de 2005, que llevaba consigo un cargamento de marihuana. Sin embargo, recibió inmunidad para ir a EE.UU. a declarar contra los agentes que le dispararon por la espalda y le hirieron en un glúteo. El representante Dana Rohrabacher (R-California) acusó al fiscal de ensañarse con dos agentes "que cumplían con su deber" y de proteger a un traficante de drogas que además era indocumentado. "Eventos recientes son un indicativo de que los agentes de la Patrulla Fronteriza no han dejado de utilizar sus armas", comentó Sutton, quien dijo tener conocimiento de al menos dos hechos ocurridos en las últimas semanas. "Uno de ellos ha sido ya investigado y aclarado, y otro más se encuentra en investigación", sostuvo. Las pesquisas continúan en torno al hecho ocurrido el 3 de julio pasado, cuando un agente de la Patrulla Fronteriza disparó en contra de un indocumentado que se encontraba en los túneles del drenaje de El Paso. Albert Bustos Nambo resultó herido de bala en un brazo, y ayer se declaró culpable de haber ingresado ilegalmente al país. Bustos cuenta con un abogado designado por el Consulado de México en El Paso que analiza la posibilidad de interponer una demanda civil en contra de la Patrulla Fronteriza. Sutton indicó que los agentes migratorios son entrenados para usar con "responsabilidad y únicamente en casos que se justifica", la fuerza mortal. "En ocasiones deben tomar una decisión de vida o muerte en cuestión de segundos bajo un gran estrés", expuso. Aclaró que la única justificación que tiene un agente para disparar es cuando su vida o la de otra persona corre peligro. Indicó que así como se ha decidido no procesar penalmente a algunos agentes porque su actuación ha sido justificada, también se han levantado cargos contra otros oficiales que han cometido delitos y puso como ejemplo el agente de policía de Crystal City que golpeó en la boca con el cañón de su pistola a un reo esposado. También citó el caso de un agente de el Departamento de Policía de Balcones Height acusado de asaltar sexualmente a una mujer después de detenerla por una infracción de tránsito.

Descarga la aplicación

en google play en google play