Escúchenos en línea

Cada inmigrante debe ser tratado de forma diferente antes de deportarlo, piden defensores

LaVoz.com. Desde Washington. | 21 de Julio de 2007 a las 00:00
Ahora que las autoridades migratorias se están poniendo al día con las deportaciones de inmigrantes, intercesores de inmigrantes dicen que se debe considerar la situación personal y relaciones con la comunidad de los indocumentados para evitar dividir familias. En Minnesota, los recientes arrestos de dos madres de hijos menores causaron protestas públicas t pedidos de clemencia. "No lo entiendo", dijo Nixon Avendaño, de St. Michael, cuya esposa Sara, fue deportada el mes pasado. "¿Por qué deportar a una madre de cinco niños que nunca ha tenido problemas con la ley? Ella trabajaba. Pagaba impuestos. Ellos (inmigración) se debería enfocar en el terrorismo", agregó. Otros señalan que debería aplicarse las leyes y quienes estén aquí ilegalmente tienen que asumir la responsabilidad de sus actos. "Las leyes de inmigración es bien explícita en cuanto a quienes deben ser deportados, digamos los indocumentados", dijo John Keeley, portavoz del Centro para Estudios de Inmigración, con sede en Washington. "Ellos deben ser deportados rápida y humanamente, sin importar su contribución a la sociedad. El público no tiene ganas de jalarse los pelos", añadió. El tema llamó la atención mientras la agencia federal de Aplicación de Leyes de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) decía que por primera vez está al día con las órdenes de deportación. Luego de años de ir en subida, el nivel de atraso de órdenes de deportación se nivelo luego bajó en 500, anunció ICE el mes pasado. Pero todavía hay 632.200 inmigrantes en la lista. ICE también está arrestando a más inmigrantes con antecedentes penales. Las cifras subieron de 73.700 en el 2000 a 89.000 en el 2006, según estadísticas de ICE. En años recientes, cerca de 3.000 inmigrantes han sido deportados cada año desde la oficina regional de Bloomington de ICE, dijo el portavoz de la agencia Tim Counts. Pero muchos inmigrantes son enviados a otras regiones, así que la cantidad actual de deportaciones es más alta, agregó. Counts añadió que la ley no es la que está dividiendo a las familias sino las "malas decisiones de los padres". Un reporte emitido la semana pasada por Human Rights Watch calcula que 1,6 millones de niños y padres han sido separados en la década pasada debido a deportaciones basada sólo en antecedentes penales.

Descarga la aplicación

en google play en google play