Escúchenos en línea

Racista tejano lleva campaña contra inmigrantes al resto de EEUU

LaVoz.com. Desde Farmers Branch, Dallas, Texas. | 22 de Julio de 2007 a las 00:00
El concejal que llevó a Farmers Branch, un suburbio de Dallas, al debate político nacional de inmigración, expresó que su campaña para desalojar a los inmigrantes indocumentados comenzó con recorridos que realizaba en su vehículo por la noche. Tim O'Hare dijo que vio a demasiadas personas amontonadas en casas descuidadas, viviendas costosas sin vender y comercios abandonados en esta ciudad de cerca de 28.000 habitantes. "Por cada dos tiendas que estaban vacías, una estaba llena de personas que hablaban en español. Entonces vi cómo lo que fue un vecindario muy, muy lindo, comenzaba a declinar", manifestó O'Hare en una entrevista con la AP en la casa de dos pisos que comparte con sus dos perros. O'Hare, un abogado que aún cumple con su primer mandato como concejal, cree que esos asuntos podrían resolverse si los inmigrantes indocumentados se van de Farmers Branch. En el 2006, comenzó a presionar al municipio para que aprobara una de las medidas más fuertes contra la inmigración ilegal en Estados Unidos. Ante la incapacidad del Congreso nacional de aprobar una reforma a las leyes de inmigración, más de 90 ciudades o condados de todo el país han propuesto, aprobado o rechazado iniciativas que prohíben a los propietarios rentar viviendas a los indocumentados, penalizan a los comercios que emplean a trabajadores indocumentados, o entrenan a policías para que apliquen las leyes de inmigración. La aprobación de esas ordenanzas ha generado críticas, manifestaciones y demandas en ciudades como Valley Park, Missouri; Riverside, New Jersey; Escondido, California; y Hazleton, Pensylvania, al igual que en Farmers Branch. Los concejales de Farmers Branch –que en algunos casos acuden a la misma iglesia que O'Hare– aprobaron por unanimidad la ordenanza que requiere a los administradores de viviendas asegurar que sus inquilinos sean ciudadanos estadounidenses o inmigrantes legales antes de rentarles casas o apartamentos, con unas pocas excepciones. Los habitantes de Farmers Branch apoyaron la ordenanza por un margen de 2-1 en mayo, en la primera consulta popular realizada en el país sobre una medida de un gobierno local que apunta a combatir la inmigración ilegal. "Va a hacer que nuestro sistema escolar sea mejor, va a producir un nuevo desarrollo comercial y de ventas minoristas, y va a llevar a una revitalización del vecindario", vaticinó O'Hare, de 37 años. Los críticos sostienen que el concejal no tiene evidencias para respaldar sus aseveraciones de que los inmigrantes indocumentados son responsables de los problemas de la ciudad. De hecho, las estadísticas muestran que la tasa de criminalidad ha caído, el valor de las propiedades se ha incrementado y las escuelas han recibido el segundo índice más alto de evaluación en el estado.

Descarga la aplicación

en google play en google play