Escúchenos en línea

Buscan a latinos acusados de prostituir a menor mexicana

Agencia EFE. Desde Charlotte, North Carolina. | 26 de Julio de 2007 a las 00:00
Las autoridades federales buscan en Carolina del Norte a dos latinos indocumentados que presuntamente introdujeron ilegalmente al país a una menor mexicana de 14 años y la obligaron a prostituirse. "Estos son casos típicos de tráfico humano y estamos en persecución de esos dos latinos ilegales que obligaron a una niña a prostituirse", dijo el jueves en conferencia de prensa Vanessa Garza, funcionaria del Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos (FDHHS, en inglés). El caso de la niña mexicana ocurrió en Columbia, Carolina del Sur, pero, según Garza, el tráfico humano está ocurriendo en otras ciudades de Carolina del Norte, incluida Charlotte. Garza no explicó cómo se descubrió el caso de Columbia y dijo que no podía proporcionar los nombres de los dos latinos para no entorpecer las investigaciones. La funcionaria federal dijo que también en Charlotte la policía había clausurado varios centros donde las mujeres de varias nacionalidades, incluidas latinas, eran obligadas a prostituirse. "Es por eso que las autoridades federales vinieron a Charlotte para anunciar que Carolina del Norte se unió a otros 21 estados y ciudades para alertar a la ciudadanía sobre el tráfico humano", dijo Garza, quien compareció en la conferencia de prensa con autoridades locales. Según Garza, cada año 17.500 personas son introducidas ilegalmente al país y retenidas contra su voluntad. De ese total, el 64 por ciento es latino, de los cuales el 35 por ciento es obligado a trabajar en el campo y el 29 por ciento en prostitución. "En este grupo se encuentran muchas niñas y la mayoría nunca son encontradas, pero también hay muchos hombres latinos y de otras nacionalidades, quienes son obligados a trabajar sin ganar salario y se les prohíbe salir de los campos donde están laborando", expresó Garza. Por su parte, el agente especial Robert Clifford, quien dirige la oficina del FDHHS en Charlotte, dijo que Carolina del Norte es particularmente vulnerable porque es el quinto estado de mayor crecimiento en el país, en su mayoría latinos que vienen en busca de trabajo en la construcción, en plantas de procesamiento de alimentos y en el campo. Cálculos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos indican que en Carolina del Norte viven alrededor de 600.000 latinos, el 80 por ciento indocumentados. "Este es un verdadero problema y difícil de procesar a los culpables, porque las víctimas tienen miedo de denunciarlos ante el temor de que serán deportados", dijo Clifford. Clifford dijo que en el año 2000 se aprobó una ley federal que ampara a las víctimas de tráfico humano, a través de la llamada Visa T, si brindan información a las autoridades sobre los traficantes.

Descarga la aplicación

en google play en google play