Escúchenos en línea

ACLU acoge sentencia como «golpe contra la discriminación»

Agencia EFE. Desde Washington. | 26 de Julio de 2007 a las 00:00
La mayor organización pro derechos civiles de EEUU, ACLU, calificó el jueves de "victoria" y "un duro golpe para quien intente promover la discriminación" la sentencia de un tribunal federal contra una ordenanza de la ciudad de Hazleton que perjudicaba a los inmigrantes indocumentados. El director ejecutivo de American Civil Liberties Union (ACLU), Anthony Romero, sostuvo hoy en una teleconferencia que esta disposición "era una violación de los derechos fundamentales". "Esta decisión lanza un claro mensaje a aquellos alcaldes y funcionarios, así como a aquellas ciudades y condados de todo el país que se plantean medidas anti-inmigrantes", agregó. Un tribunal federal de Pensilvania declaró hoy anticonstitucional una ordenanza local que penalizaba a quienes alquilaran viviendas o emplearan a inmigrantes indocumentados. Con esta decisión, la primera de este tipo en los Estados Unidos, la ley anti-inmigrante promulgada por la ciudad de Hazleton quedará sin efecto y no podrá ser puesta en vigor. Los gobernantes de Hazleton acusan a los inmigrantes indocumentados de ser los causantes de los males locales, entre ellos el aumento de la delincuencia. Para Foster Maer, consejero del Fondo Educativo y de Defensa Legal de Puerto Rico, se trata de una decisión histórica "que sienta precedentes en aquellos lugares que se encuentran en una situación similar". Según afirmó, "resulta difícil involucrar a los inmigrantes en pleitos de este tipo, ante el temor de enfrentarse a una legislación a la que no pueden vencer". Por ello considera esta resolución como "esperanzadora". "Es mejor trabajar juntos y no considerar siempre al latino como el chivo expiatorio", añadió. Omar Jadwat, del Proyecto por los Derechos de los Inmigrantes, dijo que si el juez ha considerado esta ley inconstitucional, es porque "ésta es incompatible con la política legislativa federal en materia de inmigración". Además, añadió, "este tipo de disposiciones legales supone malgastar el dinero de los contribuyentes, es un anatema a los valores norteamericanos, y una violación de la Constitución". Vic Walczak, director legal de ACLU y abogado principal en este proceso, señaló que con su decisión, el juez reconoce que los promotores de esta ley se basaron "en mitos y en propaganda. No deben iniciarse procesos legales basados en este tipo de presunciones". Para él, este tipo de leyes "promueven la desconfianza ante todos los extranjeros, incluso los que están aquí legalmente, y fomentan la xenofobia y la discriminación, sobre todo hacia los latinos".

Descarga la aplicación

en google play en google play