Escúchenos en línea

Peña Nieto y Obama se reunirán en enero, agenda podría incluir el tema migratorio

Ciudad de México. Agencias. | 2 de Diciembre de 2014 a las 12:26

El presidente Enrique Peña Nieto hará su primera visita oficial a Washington, Estados Unidos, los días 5 y 6 de enero de 2015, confirmaron ayer fuentes de alto nivel.

La gira de trabajo incluye en un inicio un encuentro con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca.

Aún se está definiendo por parte de la Residencia Oficial de Los Pinos la agenda que complementará esa visita, que sería la tercera a la Unión Americana en los últimos cinco meses.

 Aunque Enrique Peña Nieto no ha visitado la capital estadunidense, realizó una gira en California y participó en septiembre pasado en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Ahí dialogó con Obama en torno a la crisis de niños migrantes.

También tuvo una reunión de trabajo con el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, así como un encuentro con líderes comunitarios de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

El encuentro de enero próximo será el primero desde que Obama decretó medidas de alivio para inmigrantes indocumentados a las que los republicanos, que forman la nueva mayoría en ambas cámaras del Congreso, han expresado su oposición.

Se reunieron, asimismo, el pasado febrero en la ciudad de Toluca, Estado de México, donde se realizó la Cumbre de Norteamérica.

Reemplazarán a la Guardia Nacional

Un panel de legisladores en Texas aprobó por unanimidad 86 millones de dólares adicionales para seguridad en la frontera con México, en una acción que permitirá a elementos de la Guardia Nacional ser reemplazados gradualmente por policías estatales y tecnología de vigilancia.

 La Junta Legislativa de Presupuesto, integrada por 10 representantes y senadores estatales, aprobó ayer los fondos adicionales, a pesar de las preocupaciones demócratas sobre una frontera “militarizada”.

Algunos republicanos también mostraron preocupación de que todavía pueda necesitarse a la Guardia Nacional si la decisión ejecutiva del presidente Barack Obama en materia de inmigración desata una nueva ola de cruces ilegales hacia Texas.

El gobernador Rick Perry ordenó en julio el despliegue de mil efectivos de la Guardia Nacional en el Valle del Río Grande en medio de una ola sin precedente de cruces no autorizados en la frontera que al día de hoy ha disminuido, causando que al mismo tiempo surgieran acusaciones de que el enorme arribo de inmigrantes facilitó a narcos y criminales operar.

 Se prevé que todos los guardias nacionales regresen a casa en abril. Los fondos adicionales significan que policías estatales y más cámaras de vigilancia pueden ocupar su lugar.

 El financiamiento aprobado ayer provendrá de otras partes del presupuesto, básicamente sin relación, que incluye dinero de agencias que pagaron enormes deudas. El financiamiento adicional cubre pagos extra que significarán el equivalente a 640 soldados estatales y demás personal policiaco, dijo el director de seguridad pública Steve McCraw.

Agregó que a diferencia de las tropas que no pueden hacer arrestos, los policías del estado pueden detener la actividad ilegal, ir a la “ofensiva”.

McCraw dijo que “saturar” la frontera ha exprimido a los cárteles de la droga que operan aquí. “Los hemos lastimado. Necesitamos dañarlos más”, declaró.

El senador Juan Hinojosa, demócrata de McAllen, votó a favor del nuevo financiamiento, porque opina que apoyará al Departamento de Seguridad Pública, pero agregó que desplegar elementos militarizados en la frontera afectará al turismo y el crecimiento económico.

El demócrata de Houston, Sylvester Turner, cuestionó cuánto se necesita para asegurar la frontera y dijo que “la Legislatura no es una máquina de dinero”.

 Nadie en el panel mencionó la decisión de Obama de proteger a cuatro millones de inmigrantes de la deportación. Pero el republicano Matt Krause lo mencionó como miembro ordinario del público y advirtió que cuando la Guardia Nacional regrese a casa, la frontera podría ser vulnerable a otro incremento de cruces migratorios ilegales.

Impulsan propuesta de ley en california

Una propuesta de ley para crear la Oficina de Nuevos Inmigrantes en California fue presentada por el senador demócrata del estado, Ricardo Lara, de Bell Gardens.

La iniciativa tiene el propósito de ayudar a los millones de inmigrantes indocumentados en ese estado.

“Esta oficina buscará ofrecer servicios y orientación ahora que el gobierno federal ha permitido un estatus especial y con ello evitar su deportación”, expuso ayer el senador demócrata al presentar la propuesta.

“Ignorar a nuestras comunidades inmigrantes es irresponsable y fuera de la realidad de parte de un estado con predominio de inmigrantes”, consideró, al subrayar que California tiene la mayor población indocumentada en el país, añadió el legislador de raíces mexicanas.

Lara, cuyos padres son de Sinaloa y Nayarit, nació en Los Ángeles y encabeza la bancada latina en el congreso de California.

 

Gobierno EUA apoya las iniciativas en seguridad

Estados Unidos expresó su respaldo al decálogo en materia de seguridad que presentó la semana pasada el gobierno mexicano, por considerar que se trata de iniciativas “importantes” y que reflejan la “gravedad de la situación” en el país.

“Seguimos con mucha atención los anuncios del presidente (de México, Enrique Peña Nieto), y creemos que son importantes. Fue bueno verlo abordar asuntos de tanta importancia y preocupación en México”, dijo una alta funcionaria del Departamento de Estado, que pidió el anonimato, en una conferencia de prensa telefónica.

Peña Nieto anunció el pasado jueves una serie de medidas, entre ellas tres iniciativas de reforma constitucional para expedir la ley contra la infiltración del crimen en las autoridades municipales, redefinir el sistema de competencias en materia penal y crear policías únicas en las 32 entidades federativas.

“Hemos dejado claro, desde el principio en el caso de los estudiantes desaparecidos en Guerrero, que lo crucial es una investigación completa, integral y transparente. Pero lo que el presidente (Peña Nieto) trató de abordar (con las medidas anunciadas) es algo más sistémico, y creo que eso es importante”, indicó la funcionaria.

“Las cosas que el presidente describió son importantes y positivas, y ahora estoy segura de que se debatirá en los medios de comunicación, los cafés, las calles del país y el Congreso, sobre si son suficientes para la situación o no”, añadió.

Según la funcionaria, en el caso de reformas constitucionales “ni siquiera el liderazgo puede saber bien si son suficientes para la situación hasta que las implemente y lo compruebe”.

“Pero creo que estas medidas reflejan la gravedad de la situación y el reconocimiento del gobierno (mexicano) de que había que hacer algo”, concluyó la fuente.

Entre las medidas propuestas por Peña Nieto también está la creación de un teléfono único para emergencias a escala nacional y una clave única de identidad para los ciudadanos, así como acciones dirigidas a fortalecer los instrumentos para proteger los derechos humanos y combatir con mayor eficacia la corrupción.


Descarga la aplicación

en google play en google play