Escúchenos en línea

Latinos quieren mejorar relaciones raciales en Grand Island

Agencia EFE. Desde Omaha, Nebraska. | 27 de Julio de 2007 a las 00:00
Líderes latinos de la localidad de Grand Island, al oeste de Omaha, pidieron a las autoridades municipales un nuevo plan para mejorar las relaciones raciales en el área, ya que el anterior no refleja la demografía actual. Durante un encuentro convocado por el Servicio de Relaciones Comunitarias del Departamento de Justicia de Estados Unidos, los dirigentes latinos compartieron la noche del jueves sus experiencias con respecto a racismo, escuelas públicas, acceso a servicios médicos y oportunidades de liderazgo en Grand Island. En la actualidad, según de la Oficina del Censo, casi el 16 por ciento de los 45.000 residentes en esta ciudad es de origen latino, muchos de ellos llegados en los últimos siete años. Jacinto Corona, presidente de la Cámara de Comercio Latina de Grand Island, comentó que "Grand Island es una comunidad que recibe a los inmigrantes y un buen lugar para educar a los hijos". "Sin embargo, algunos residentes asumen que todos los inmigrantes son ilegales", agregó. La actitud negativa hacia los inmigrantes comenzó a manifestarse luego de los atentados terroristas de septiembre de 2001, pero, según Corona, "los latinoamericanos que viven en Estados Unidos y cumplen con la ley no deberían causar temor ni ser tratados injustamente" debido a la suposición "que los terroristas entran a Estados Unidos por la frontera con México sin ser detectados". El crecimiento de la población latina en esta zona de Nebraska y la amenaza terrorista hacen que el antiguo plan sobre relaciones raciales y comunitarias, preparado en 1992, ya sea obsoleto, opinó Corona. "Soy ciudadano de este país y amo a este país", enfatizó el dirigente. Por su parte, Odalys Pérez, directora de la Coalición Multicultural de Grand Island, comentó que el sistema de escuelas públicas de esta ciudad también debería modificar la manera en que se recibe a los alumnos latinos y a sus padres. Pérez utilizó el caso de los deportes escolares para ejemplificar el hecho que son pocos los latinos que asisten a esos encuentros. "¿Dónde están?", preguntó. De acuerdo con datos oficiales, un 68 por ciento de los poco más de 8000 estudiantes en las 21 escuelas públicas de Grand Island (primarias y secundarias) es latino. Entre ellos, más del 90 por ciento habla predominantemente el español. En el foro estuvieron presentes unos 15 funcionarios públicos de Grand Island en representación de las principales instituciones de esta ciudad. Pascual Márquez, director regional del Servicio de Relaciones Comunitarias en Nebraska, Iowa, Kansas y Misuri, manifestó que "las relaciones raciales en Grand Island son positivas", pero indicó que "siempre se puede ayudar a que Grand Island sea una ciudad aún mejor".

Descarga la aplicación

en google play en google play