Escúchenos en línea

Republicanos divididos sobre exigencias del Tea Party

Washington. La Voz Texas. | 8 de Diciembre de 2014 a las 13:19

Mientras el Congreso debate cuestiones vinculadas al presupuesto, líderes de la Cámara de Representantes se esfuerzan por impedir un cierre gubernamental y han postergado las exigencias del senador de Texas Ted Cruz y otros conservadores del Tea Party que quieren apartar los fondos para el decreto sobre inmigración del presidente Barack Obama incluidos en un amplio proyecto de ley para gastos federales.

Cruz ejerció presión en un vídeo divulgado el viernes en el que pide que el Congreso actúe de inmediato para frenar los fondos para el decreto de Obama que, según republicanos, constituye una extralimitación del poder presidencial.

“Financiaremos el funcionamiento del gobierno federal, pero no asignaremos dinero de los contribuyentes a una amnistía ilegal y transgresora”, dijo Cruz.

Entre tanto, los demócratas han evocado el espectro de un posible cierre gubernamental que recuerda el de 2013 tras los esfuerzos de Cruz por dejar sin fondos a la reforma de salud del presidente Obama, conocida como Obamacare.

Sin embargo, líderes republicanos han dicho que cuentan con apoyo suficiente, incluido probablemente el respaldo de algunos demócratas, para aprobar una legislación presupuestaria para financiar el funcionamiento del gobierno después del 11 de diciembre, cuando se agotarán los fondos actuales.

“Nos sentimos bastante confiados”, dijo el jueves el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner, un día después de que miembros del Tea Party se manifestaran frente al Capitolio, junto con Cruz y otros funcionarios de línea dura, en contra del decreto de inmigración.

Boehner está empleando una estrategia híbrida para dividir el proyecto de ley de gastos gubernamentales anuales en dos partes.

Una financiará al gobierno durante el año fiscal actual que culmina el 30 de septiembre.

La otra proporcionará financiamiento temporal, posiblemente hasta febrero o marzo, al Departamento de Seguridad Interna, que es el responsable de implementar la orden ejecutiva del presidente para aplazar la deportación de unos cinco millones de inmigrantes indocumentados.

El plan de Boehner tiene como objetivo evitar el riesgo de un cierre gubernamental y brindar otra oportunidad al Congreso, dominado por los republicanos, para bloquear el decreto de Obama antes de 2015.

Sin embargo, Cruz se ha opuesto a eso, así como otros conservadores de la Cámara de Representantes, incluidos los republicanos de Texas Louie Gohmert, de Tyler, y Randy Weber, de Friendswood.

Ambos se sumaron a Cruz en la manifestación de la semana pasada exigiendo que los republicanos de la Cámara de Representantes eliminen de inmediato los fondos para el decreto del presidente Obama sobre inmigración en vez de posponerlo para el año que viene.

En medio de espectadores que ondeaban banderas estadounidenses y vestían trajes típicos de la época colonial, Cruz y sus aliados acusaron a Obama de haber tomado las leyes por cuenta propia.

También dijeron que la legislación propuesta tiene que ser aprobada antes de que el Congreso saliente presente una mejor oportunidad para bloquear el decreto presidencial.

“El Congreso debe hacer todo lo posible por eliminar los fondos para esto”, dijo Weber, quien ha calificado a Obama como un dictador socialista.


Descarga la aplicación

en google play en google play