Escúchenos en línea

Migrantes buscan más oportunidades

Ciudad de México. Rubén Pacheco/Pulso | 19 de Diciembre de 2014 a las 12:35

Este pasado 18 de noviembre se conmemoró el Día Internacional del Migrante. Pese a las severas violaciones a los derechos humanos que sufren de parte del crimen organizado, e incluso de las mismas autoridades, existen agrupaciones y asociaciones civiles dedicadas a ver por ellos, aquellos que salieron de sus raíces para buscar – la mayoría- el afamado “sueño americano”. En lo que va del 2014, más de 10 mil 500 migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, se han trasladado por San Luis Potosí.

El INEGI revela que hasta enero de 2011, hay cerca de 11.5 millones de inmigrantes no autorizados en Estados Unidos; de éstos, el 59% – 6.8 millones- nacieron en México.

Las entidades que destacan por el flujo total de migrantes a la Unión Americana, son Guanajuato, Jalisco, Michoacán y Estado de México, que representa el 34.7% del total de personas que salen del país.

El clérigo y fundador del Albergue de Migrantes Hermanos en el Camino A.C. en ciudad Ixtepec, Oaxaca, Alejandro Solalinde Guerra, es reconocido como uno de los activistas más destacados por la protección a la comunidad migrante. Debido a su activismo social ha brindado auxilio y cobijo a miles de centroamericanos que diariamente circulan por el país.

Al igual que Solalinde Guerra, en la Capital potosina existe la Casa del Migrante, encabezada por el presbítero Rubén Pérez Ortiz, quien apenas el 11 de diciembre del año en curso recibió el Premio Estatal de Derecho Humanos 2014, por su destacada trayectoria en materia de protección y defensa de los derechos de los migrantes.

Dicha institución otorga alimento, calzado, vestido, techo, así como el permitir la inclusión entre los migrantes centroamericanos alejados de sus familiares.

En agosto del 2010 durante el gobierno calderonista, se registró uno de los peores sucesos cometidos en México en contra de los derechos humanos y hacia la comunidad migrante. En el ejido El Huizachal, perteneciente al municipio de San Fernando, Tamaulipas, fueron encontrados en una fosa clandestina 72 migrantes de origen centro y sudamericano, 58 hombres y 14 mujeres.

Si bien en la entidad potosina no se han suscitado actos de esta magnitud, cabe informar que en octubre pasado fue asesinado a machetazos un viajero centroamericano proveniente de Honduras en los alrededores de la Delegación de Bocas.

Al respecto, el director de la Casa del Migrante, Rubén Pérez Ortiz denunció en octubre pasado la presencia de una banda dedicada a secuestrar migrantes, a fin de extorsionar a sus familiares.


Descarga la aplicación

en google play en google play