Escúchenos en línea

Creman cuerpos de inmigrantes en Los Ángeles

Los Ángeles. Notimex. | 21 de Diciembre de 2014 a las 15:53

Cientos de cuerpos sin reclamar fueron enterrados en una fosa común en el cementerio de Los Ángeles, en una reciente y rápida ceremonia con asistencia de funcionarios locales y reporteros.

Alrededor de mil 489 cuerpos fueron cremados y enterrados en el cementerio Evergreen, entre estos estuvieron indocumentados no identificados, ancianos solitarios, indigentes o enfermos de hospitales aparentemente sin familiares.

Los mil 489 fueron enterrados en una fosa común y por decisión de autoridades del condado de Los Ángeles se les ofrece un entierro respetuoso y digno.

“Independientemente de lo que era su estado en la vida, cada uno de ellos importaba. Aprovechamos la oportunidad para honrar a sus vidas", dijo el supervisor Don Knabe, quien encabezó un minuto de silencio en el ceremonial antes de iniciar la cremación y entierro de cenizas, lo que se hace aquí cada diciembre.

La ceremonia se realizó en el crematorio del cementerio del condado de Los Ángeles y de acuerdo con el reporte cerca de dos tercios eran hombres y más de la mitad de color blanco, 137 eran bebés; algunos nacieron muertos y otros vivieron por un tiempo corto.

El cementerio Evergreen establecido en 1877 es el panteón secular más antiguo que sigue funcionado en Los Ángeles. Desde sus inicios destinó un terreno para residentes indigentes y para aquellos sin familiares cercanos conocidos.

Entre 1877 y 1924 fueron enterrados aquí unos 13 mil residentes sin parientes cercanos o sin medios para cubrir los gastos para un funeral privado.

Mientras que en aquel tiempo 140 chinos fueron enterrados tras pagar 10 dólares, ahora los costos funerarios van de ocho mil hasta los 16 mil dólares.

Ahora solo el entierro cuesta entre dos a tres mil dólares, eso sin contar con todos los gastos de un funeral que van de ocho a 17 mil dólares.

Entre los fallecidos que son registrados en el “Libro de los muertos no reclamados” hubo de todas las edades desde una mujer de 101 años hasta bebés. Ellos murieron en hospitales en Torrance, en hogares de ancianos en Long Beach y en la calle de Los Ángeles.

Cerca de seis cuerpos llegan cada día al cementerio del condado de Los Ángeles en Boyle Heights, declararon representantes del panteón.

El empleado Albert Gaskin le da a cada cuerpo una etiqueta redonda de metal y un número de cremación y como lo ha hecho por más de tres décadas, registra el número de la etiqueta y las fechas de la cremación, así como el permiso de cremación en el libro mayor.

Gaskin, quien trabaja aquí desde 1970, ayuda a cuidar de las cremaciones, las cenizas y el libro de registro de los muertos no reclamados.

Los cremados hasta ahora se añaden cerca de la parte posterior del libro mayor con 271 páginas. El pasado 9 de diciembre también se enterraron mil 868 personas que fueron cremadas y no fueron reclamadas hasta 2011.


Descarga la aplicación

en google play en google play