Escúchenos en línea

Jueza estadounidense rechaza una demanda contra el Presidente Obama

Washington. Excelsior. | 25 de Diciembre de 2014 a las 14:24

El gobierno de Barack Obama se anotó una victoria judicial, luego de la decisión de una magistrada federal de desechar una demanda contra las acciones ejecutivas en materia migratoria del presidente de Estados Unidos.

La jueza Beryl Howell, designada a la Corte de Distrito de la capital estadunidense por el mandatario, determinó el martes por la noche anular la demanda entablada por el alguacil del condado de Maricopa, Arizona, Joe Arpaio, contra esas acciones ejecutivas.

La Casa Blanca señaló que la decisión confirma que las acciones ejecutivas del presidente Obama en migración son legales, como lo ha establecido el Departamento de Justicia.

"La Suprema Corte y el Congreso dejaron claro que los funcionarios federales pueden definir prioridades para hacer cumplir nuestras leyes migratorias", indicó el portavoz de la Casa Blanca, Eric Schultz.

"La decisión hoy de la juez Howell confirma lo que el Departamento de Justicia y académicos en todo el país dijeron desde el principio: las medidas ejecutivas del presidente sobre inmigración son legítimas.

"El Tribunal Supremo y el Congreso han dejado claro que los cargos federales pueden establecer prioridades al aplicar nuestras leyes migratorias, y las acciones anunciadas por el presidente son consistentes con las tomadas por gobiernos de ambos partidos durante el último medio siglo", indicó Schultz.

Arpaio, investigado por casos de presunta discriminación contra hispanos, buscaba detener la implementación de la nueva versión ampliada del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia, anunciado por Obama el 20 de noviembre.

Asimismo buscaba frenar el nuevo Programa de Acción Diferida para Adultos con hijos que son ciudadanos estadunidenses o residentes legales permanentes, bajo el argumento de que ambos representan una carga desproporcional a su Departamento de policía.

En la primera batalla judicial para el plan de Obama, el abogado de Arpaio, Larry Klayman, dijo que el presidente violó la Constitución al pasar por encima del Congreso.

El letrado alegó que el programa dejaría que más inmigrantes entrasen en el país de forma ilegal, sobrecargando a las fuerzas de la ley cuando algunos cometieran delitos.

Arpaio ha chocado a menudo con el gobierno federal sobre la aplicación de las leyes migratorias y ha presentado varias demandas para frenar nuevas normas anunciadas por Barack Obama.

Además, una coalición de 17 estados, encabezados por Texas, ha interpuesto demandas en contra de la acción de alivio migratoria que beneficiaría en su mayoría a inmigrantes indocumentados mexicanos.

Expertos esperan que los casos lleguen eventualmente a la Corte Suprema.


Descarga la aplicación

en google play en google play