Escúchenos en línea

35% de los niños bajo cuidado del estado en Arizona es latino

Agencia EFE. Desde Tucson, Arizona. | 30 de Julio de 2007 a las 00:00
El 35 por ciento de los niños bajo el cuidado del departamento de Servicios de Protección Infantil (CPS) en Arizona es de origen latino cuyos padres no pueden hacerse cargo de ellos por problemas de drogas, alcohol y abuso infantil. Liz Barker Álvarez, vocera del Departamento de Seguridad Económica de Arizona, dijo hoy a Efe que desde el pasado 1 de octubre y hasta el 31 de marzo del presente año, 3.420 niños de origen latino se encuentran bajo protección del CPS en hogares temporales. Esta cifra representa un aumento de 59 casos comparado con las cifras de septiembre de 2006, cuando se reportaron 3.361 niños latinos bajo la custodia del estado. En opinión de Barker Álvarez, este incremento refleja el aumento demográfico de la comunidad latina en Arizona, ya que es uno de los grupos étnicos con más altos porcentajes de natalidad. De acuerdo con la Oficina del Censo, el 28,5 por ciento de la población en Arizona es de origen latino. Aunque son varias las razones por las que un menor es sacado de su hogar, el común denominador es que el trabajador social considera que la integridad del niño corre peligro si permanece en el lugar. Esto puede ser debido al consumo de drogas y alcohol por parte de alguno o de ambos padres, abuso infantil o en casos extremos abuso sexual. En Arizona, los anglos encabezan el número de niños bajo cuidado del CPS con 42,2 por ciento, seguido de los latinos con 35 por ciento y afroamericanos con 12,6 por ciento, según cifras oficiales. "Los latinos son la minoría de mayor crecimiento, no sólo en Arizona, sino en varios estados del país, por lo que creo que dentro de pronto veremos este porcentaje incrementarse", explicó Barker Álvarez. En 2005, los latinos representaron el 33 por ciento de los casos de menores bajo custodia del estado. Desde hace más de treinta años en la ciudad de Tucson ha funcionado el albergue sin fines de lucro Casa de los Niños, que ha sido un refugio para menores de todas las edades que han sufrido algún tipo de abuso físico o psicológico. Susie Huhn, directora ejecutiva de Casa de los Niños, indicó a Efe que desafortunadamente el principal motivo por el que los niños son retirados de sus hogares son los abusos y situaciones violentas ocasionadas por el consumo de drogas, lo que genera condiciones peligrosas para el menor. Casa de los Niños nunca revela el nombre de los menores que se encuentran bajo su custodia, ya que en la mayoría de los casos, ni siquiera los padres saben que se encuentran en ese lugar que recibe fondos públicos además de donativos. De acuerdo con el más reciente reporte del centro, desde abril de 2004 y hasta el pasado marzo de 2005, solamente en el condado Pima se reportaron 6.665 casos de abuso infantil y negligencia contra menores. Durante este período, 252 menores pasaron por lo menos 52 días en el albergue, de los cuales 44 por ciento de ellos era menor de 2 años. "Sabemos que es muy importante para un niño estar en un hogar estable, por lo que tratamos de ubicarlos cuanto antes ya sea con alguno de sus familiares que haya sido autorizado por la corte, o una casa temporal", finalizó la directora.

Descarga la aplicación

en google play en google play