Escúchenos en línea

México pide cambios en muro fronterizo por dañar el medio ambiente

LaVoz.com. Desde Ciudad de México. | 31 de Julio de 2007 a las 00:00
México pidió a Estados Unidos que modifique su plan de extensión de bardas en la frontera destinadas a detener la inmigración ilegal, señalando que las barreras amenazarían a las especies de animales migrantes habituadas a desplazarse libremente. Para minimizar los daños ambientales se podría determinar zonas transfronterizas y "corredores verdes" de zonas silvestres sin caminos –poco atractivas para contrabandistas– para asegurar que los ecosistemas sigan conectados, según un informe preparado para el gobierno mexicano por especialistas y activistas de los dos países, dado a conocer el lunes. El informe sugiere crear cercas "vivas" de cactus, cercas permeables para permitir el paso de agua, insectos y polen y cercas removibles. Los ecologistas sostienen que las especies afectadas incluyen el jaguar y el oso negro mexicano y el berrendo de Sonora, una especie en peligro de extinción. La Secretaría de Medio Ambiente mexicana dijo que las barreras propuestas afectarían gravemente a las especies que cruzan la frontera de 3.218 kilómetros (1.952 millas) y que Estados Unidos debe modificarlas o mitigarlas donde sea necesario. "La eventual construcción de esta barrera pondría en riesgo los distintos ecosistemas que compartimos", dijo el secretario de Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira, señalando que la frontera incluye, además de desiertos, montañas, ríos y ciénagas. México quiere que Washington amplíe el estudio de impacto ambiental e iniciará un pleito ante la Corte Internacional de Justicia de la ONU en La Haya, de ser necesario. Las barreras propuestas incluyen por lo menos 595 kilómetros (370 millas) de barreras vehiculares y muros metálicos complementados por barreras "virtuales" de sensores, torres móviles equipadas com cámaras, luces fuertes, radares y otros artefactos. El informe ambiental dijo que las barreras podrían aislar a los animales unos de otros, lo cual afectaría su diversidad genética. Las luces brillantes y radares afectarían a las especies nocturnas, y la construcción y el tránsito a lo largo de los muros afectarían una franja más ancha de tierra fronteriza que las cercas mismas. Según los ambientalistas, la construcción de las cercas podría eliminar a especies en peligro de extinción como el berrendo de Sonora, del cual quedan apenas 100 ejemplares, en pocos años. Exequiel Ezcurra, director del Museo de Ciencias Naturales de San Diego, dijo que los berrendos cruzan habitualmente la frontera en busca de pastizales. El berrendo "es sin duda la especie en la situación más desesperada, la víctima número uno de la tensión y el movimiento en la frontera", dijo Ezcurra.

Descarga la aplicación

en google play en google play