Escúchenos en línea

Reforma migratoria es «una guerra de baja intensidad»

MiPunto.com. Desde ciudad Guatemala. | 1 de Agosto de 2007 a las 00:00
Organizaciones guatemaltecas que velan por los derechos de los migrantes calificaron este miércoles en un estudio como "una guerra de baja intensidad" la reforma migratoria de Estados Unidos, tras la militarización de la frontera con México, la persecución y la xenofobia. "La reforma de la ley migratoria, que supuestamente es beneficiosa, sólo tiene tres resultados concretos: la construcción del muro, la militarización y tecnología e incrementar el presupuesto de la oficina de migración, el cual da aval a los cazamigrantes", afirmó el consultor de la Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala (Menamig), Alvaro Caballeros. Al presentar un estudio denominado 'Reforma Migratoria: guerra de baja intensidad contra la migración indocumentada', Caballeros explicó que unos 6.000 miembros de la Guardia Nacional de Estados Unidos custodian la frontera, con el apoyo de aviones supersónicos, armas de guerra y cámaras con infrarrojo para detectar a los indocumentados que intentan cruzar hacia ese país. Comparó esa situación a las "tareas que realizan los militares estadounidenses en Irak y Afganistán", tras indicar que el presidente George W. Bush desde mayo pasado autorizó la disminución del presupuesto del Golfo Pérsico para apoyar la política contra la migración. En la ley sobre Protección fronteriza, antiterrorista y contra la inmigración ilegal, más conocida como HR 4437, aprobada en diciembre de 2005 se establece la construcción de un muro de unos 1.200 km con la frontera con México, así como enviar elementos de la Guardia Nacional. Esto, según el consultor, ha obligado a muchas personas a buscar otros pasos fronterizos aunque pongan en peligro sus vidas. De acuerdo con el informe que presentó Caballeros, "los militares están realizando diversidad de funciones, tales como labores de reconocimiento aéreo, colocación de vallas y alambrados, instalación de sensores para detectar el movimiento de los migrantes y control de cámaras y pantallas de circuito cerrado". "Aun así, los militares no abandonaron sus armas y aunque señalan que son solamente para la defensa, siguen utilizando el equipo militar diseñado para ataque de guerra como camiones, fusiles de ataque y equipo ofensivo", lamentó. Además, aseguró que el aval a estadounidenses armados para colaborar en la captura de inmigrantes "sólo ayuda a la manipulación mediática y alimenta la xenofobia". Asimismo, el consultor dijo que se han incrementado las redadas contra indocumentados en las ciudades estadounidenses, por ello el incremento de las deportaciones. Comentó que en lo que va de este año han sido expulsados 13.149 guatemaltecos, cifra que se acerca a los 18.305 que corrieron la misma suerte el año pasado. En el 2004 fueron deportados 11.512 y un año antes 7.029. A eso hay que sumarle los guatemaltecos deportados desde México, que el año pasado sumaron 100.948, que representa el 46% de expulsados de ese país. Luego siguen los hondureños (32,1%), salvadoreños (15%), nicaragüenses (2%), cubanos (1,2%), ecuatorianos (0.8%) y el resto de otros países.

Descarga la aplicación

en google play en google play