Escúchenos en línea

Detienen a tres proxenetas de latinas en Alabama

LaVoz.com. Desde Albertville, Alabama. | 1 de Agosto de 2007 a las 00:00
Tres mexicanos acusados de operar un grupo de prostitución en gran escala para clientes latinos en el noreste de Alabama presuntamente le pagaban 15 dólares a las mujeres para que tuvieran relaciones sexuales. Además, contrataron a un sicario con el fin de que se hiciera pasar por agente policial y clausurara las operaciones de los grupos rivales. Los hombres tenían cientos de condones para proporcionar a los clientes y cada tres días enviaban ganancias de hasta 1.000 dólares al propietario en México de este negocio ilícito, de acuerdo con documentos de la corte presentados por los fiscales. Una mujer solía tener sexo hasta con 80 hombres al día en las últimas jornadas de cada semana, señalan los textos, y se le dijo a los agentes que en el burdel ubicado en un estacionamiento para casas rodantes del condado de Marshall trabajaban mujeres de ocho países latinoamericanos. Los cargos forman parte de una demanda vinculada con la acusación formal federal dada a conocer el martes de tres mexicanos que enfrentan cargos de operar un negocio de prostitución en una casa rodante en Albertville. La policía allanó las instalaciones del grupo delictivo en febrero y calculó que éste se embolsaba hasta 800.000 dólares anuales, al tiempo que obligaba a las mujeres a llevar una vida de prostitución. Las autoridades dijeron que el burdel operó hasta por siete años, aunque la acusación formal sólo abarca un período de dos años a partir de marzo del 2005. Desde febrero, la policía ha desarticulado otro negocio de prostitución en Albertville, de menor magnitud. "Se trataba de otro estacionamiento para casas rodantes al otro lado del poblado. Curiosamente también era latino", dijo el miércoles el sargento de policía Jamie Smith. Los fiscales federales dijeron que José Fernández González, de 25 años; y los hermanos Miguel León Mora, de 31, y José Elías Mirada Guillén, de 41, fueron acusados de asociación delictuosa, altentar a una extranjera a participar en actos de prostitución y transportar a una extranjera de un estado a otro para que efectuara actividad sexual ilegal. Todos son mexicanos, indicaron las autoridades federales. Mirada, que anteriormente fue deportado como inmigrante ilegal en 1989, fue acusado de volver a entrar ilegalmente a Estados Unidos. Los abogados de los hombres no devolvieron de inmediato las llamadas telefónicas para solicitarles sus comentarios. Si son declarados culpables, los hombres enfrentan penas máximas de 20 años de cárcel y multas de 250.000 dólares. Los documentos de la corte dicen que el negocio era propiedad de Martín González, hermano de León, y Mirada. Cada tres días el par le enviaba ganancias de entre 800 y 1.000 dólares, de acuerdo con una declaración jurada que efectuó un agente federal. Los clientes que entraban a la casa rodante pagaban 30 dólares por una ficha de póker que podían intercambiar por 15 minutos de sexo, afirma la demanda. Las mujeres recogían las fichas y luego canjeaban cada una por 15 dólares. Un hombre apodado "seguridad" trabajaba para el grupo y se hacía pasar por agente de policía para clausurar a los grupos de prostitución rivales, señaló la demanda, y los agentes que detuvieron un automóvil cuando era conducido por León hallaron que traía 7.070 dólares en efectivo, 576 condones y sábanas limpias. Esta detención por una violación a las normas de tráfico derivó en los arrestos. Además de los hombres, la policía arrestó a dos presuntas prostitutas: Antera Genoveve Peguero Ayala, inmigrante dominicana que se encontraba legalmente en Estados Unidos, y Graciela Flores, una mexicana traída a Alabama desde Gainesville, Georgia. Flores –que dijo haber tenido relaciones sexuales con 25 hombres en los días de poco trabajo y con alrededor de 80 en las jornadas de mayor actividad– le dijo a las autoridades que en el negocio de prostitución también laboraban mujeres de Cuba, Honduras, Guatemala, Colombia, Ecuador y El Salvador, según muestran los documentos de la corte.

Descarga la aplicación

en google play en google play