Escúchenos en línea

Otros dos latinos capturados por contrabando de inmigrantes en Texas

LaVoz.com Desde San Antonio, Texas. | 2 de Agosto de 2007 a las 00:00
La hermana y el cuñado de un miembro de la Guardia Nacional de Texas acusado de encabezar un grupo de contrabando de inmigrantes han sido acusados formalmente en el caso, indicaron el jueves fiscales federales. Luisa Pacheco, de 31 años, y su esposo Jerry Zúñiga, de 29, fueron acusados formalmente el jueves bajo cargos de asociación delictuosa para transportar a inmigrantes ilegales y dar albergue a cinco indocumentados en su casa de Laredo. El hermano de Pacheco, el sargento Julio César Pacheco, de 25 años y miembro de la Guardia Nacional de Texas, y otros dos soldados de la Guardia fueron arrestados y posteriormente acusados formalmente por el papel que desempeñaron en el grupo de contrabandistas. La banda delictiva fue detectada en junio, cuando 24 inmigrantes ilegales fueron hallados dentro de una camioneta rentada a la Guardia Nacional, la cual era conducida por el soldado José Rodrigo Torres, de 26 años, y que fue detenida en la carretera interestatal 35 cerca de Cotulla, a unos 145 kilómetros (90 millas) al suroeste de San Antonio. Luisa Pacheco y Zúñiga fueron arrestados en su vivienda de Laredo el miércoles por la noche. Ambos se presentaron el jueves ante un tribunal federal, donde un juez de primera instancia fijó una fianza de 75.000 dólares para Pacheco y de 100.000 para su esposo. De acuerdo con la Oficina del Fiscal Federal en Houston, presuntamente Luisa Pacheco y Zúñiga albergaron a 112 inmigrantes ilegales entre mayo y junio. Se desconoce si la pareja contrató abogados. Julio Pacheco, Torres y el sargento Clarence Hodge hijo, de 36 años, todos asignados para ayudar a la Patrulla Fronteriza como parte de la Operación Jump Start ("Arranque") del presidente George W. Bush, fueron arrestados después de que Torres fue detenido y le explicó a los investigadores los detalles del plan de contrabando, según registros de la corte. Los tres soldados se han declarado inocentes y permanecen encarcelados en Laredo. Julio y el hermano mayor de Luisa Pacheco, Benito Pacheco, anteriormente defendieron a su hermano, diciendo que el veterano de la guerra de Irak "no traicionaría a su país así". No devolvió de inmediato las llamadas telefónicas y un correo electrónico que se le envió el jueves.

Descarga la aplicación

en google play en google play