Escúchenos en línea

Gobierno de Colorado dice que dará rebajas a hijos de ilegales para estudios universitarios

Agencia EFE. Desde Denver, Colorado. | 2 de Agosto de 2007 a las 00:00
Un alto funcionario del Departamento de Educación de Colorado se comprometió públicamente a resolver la confusión legal que impide otorgarles aranceles universitarios reducidos a alumnos estadounidenses de padres indocumentados. En rueda de prensa con los medios locales, David Skaggs, director de la Oficina de Educación Superior de Colorado, afirmó este jueves que trabajará "para remover las barreras legales para los aranceles reducidos de estudiantes de Colorado cuyos padres están en el país ilegalmente". Según Skaggs, tratamos a estos alumnos como residentes de Colorado desde el jardín de infantes y hasta el grado 12, y luego repentinamente los empujamos al abismo". "Y después tratamos de animarlos a que piensen en ir a la universidad, y entonces, la situación inmigratoria de sus padres, que nunca antes había sido un problema, repentinamente lo es en cuanto al tema del descuento arancelario para residentes". El conflicto sobre si los estudiantes nacidos en EE.UU. de padres indocumentados pueden o no recibir aranceles universitarios reducidos surgió recientemente debido a la coexistencia de dos leyes, una de 1964 y la otra de 2006, más una opinión judicial de hace cinco años, que ofrecen distintos puntos de vista sobre el tema. La ley firmada hace 44 años indica que las universidades deben revisar la dirección de los padres de un alumno para determinar si ese alumno tiene "domicilio legal" en Colorado y, por lo tanto, califica para aranceles universitarios reducidos (que usualmente son la tercera parte de los aranceles regulares). Pero la ley HB06-1023, que entró en vigor el año pasado, elimina potenciales beneficios sociales que podrían recibir los indocumentados que viven en Colorado, incluido el beneficio de los aranceles reducidos. Además, en el 2002, el fiscal de Colorado dictaminó que los hijos de personas indocumentadas no deberían recibir descuentos universitarios, sin importar el lugar de nacimiento o la situación migratoria del estudiante. Sobre la base de ese dictamen, el Colegio Estatal Metropolitano de Denver exige el pago completo de la colegiatura de todo alumno menor de 23 años cuyos padres "no puedan presentar la documentación requerida por las autoridades". Sin embargo, la Universidad de Colorado concede los descuentos, sobre la base de la ley de 1964. Skaggs dijo que él ya inició las consultas con los legisladores y con la Fiscalía, por lo que espera que el confusión legal se resuelva "en pocas semanas".

Descarga la aplicación

en google play en google play