Escúchenos en línea

Realizan nueva marcha pro-inmigrantes por el centro de Chicago

None | 20 de Julio de 2006 a las 00:00
Chicago - Grupos pro-inmigrantes realizarán este miércoles otra marcha multitudinaria por el centro de Chicago, esta vez en reclamo de una moratoria en las deportaciones de indocumentados mientras se resuelve el tema de la reforma migratoria en el Congreso. "Será la primera de una nueva ola de marchas, porque vemos que el Congreso hace circo y arrastra los pies", dijo a Efe la abogada Rosalba Piña, una de las organizadoras junto al locutor radial Rafael Pulido "El Pistolero", el padre Marcos y la organización Centro Sin Fronteras. Los grupos participantes, entre los que se contarán además la Red de Inmigrantes de Ohio y la Coalición de Justicia para Inmigrantes de Indiana, comenzarán a concentrarse a las 9 de la mañana en el Parque Unión al oeste, para avanzar hacia el centro y converger al mediodía en la Plaza Federal, en el corazón financiero de la ciudad. Desde los suburbios también vendrá gente en autobuses, contratados por la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), capítulo Cicero, la iglesia Sagrada Familia de Waukegan, así como activistas de Chicago Sur y Blue Island. La marcha también será apoyada por la campaña Justicia para los Inmigrantes que realizan sacerdotes católicos y miembros de la Coalición de Illinois por los derechos de Refugiados e Inmigrantes y la Coalición 10 de marzo. Según declaró Ema Lozano, directora de Sin Fronteras, será una marcha diferente de las movilizaciones multitudinarias realizadas en marzo y mayo, con una agenda común entre diversas organizaciones que realizan otros esfuerzos como el registro de votantes y nuevos ciudadanos. "Queremos que el Congreso considere la perspectiva del inmigrante y sus familias", dijo Lozano a la prensa. "En particular, porque vemos que los legisladores se inclinan por sancionar a los empleadores de indocumentados y continúan las redadas y deportaciones", agregó. Lozano se refirió al caso de 15 trabajadores del aserradero IFCO, detenidos a fines de abril como parte de redadas a nivel nacional realizadas por agentes de inmigración contra 40 establecimientos de esa empresa sospechosa de contratar indocumentados. Los trabajadores comparecerán el 31 de julio ante un juez de inmigración, que podría decidir las deportaciones. Piña dijo que este miércoles se anunciará un calendario de eventos y proyectos para "mantener movilizada a la gente". Mientras tanto, la Universidad de Illinois en Chicago (UIC) divulgó una encuesta realizada el 1 de mayo pasado, durante una marcha en reclamo de la reforma migratoria integral que reunió a más de 400.000 personas en el Parque Grant de Chicago. Más de la mitad de los 410 encuestados (56 por ciento) eran ciudadanos estadounidenses, 52 por ciento eran méxico-americanos y 24 por ciento de otras nacionalidades latinoamericanas. La participación femenina fue del 46 por ciento y 86 por ciento de los encuestados hablaba poco o muy bien el inglés, con un 24 por ciento de gente con estudios secundarios, 21 por ciento universitarios y 26 por ciento graduados universitarios. Según la encuesta, un 71 por ciento se manifestó a favor de una legalización inclusiva, que favorezca a todos los indocumentados sin importar el tiempo de permanencia en los EEUU. Además, independientemente de su estatus migratorio, 365 de los 410 sondeados expresó un fuerte sentido de lealtad a los EEUU, y 93 por ciento dijo estar dispuesto a adoptar la nacionalidad estadounidense, en la medida de lo posible. "Esto desmiente el mito de que la mayoría de los que marcharon eran indocumentados", dijo Lozano. "Estos resultados deben ser conocidos por mis colegas en el Congreso, especialmente por aquellos que pretenden ignorar la fuerza de los inmigrantes", dijo a su vez el congresista Luis Gutiérrez (D-IL), quien encabezará mañana en Washington D.C. una jornada de cabildeo a cargo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO), en favor de la reforma integral.

Descarga la aplicación

en google play en google play