Escúchenos en línea

Organización impulsa empleo para inmigrantes varados en frontera norte

Tijuana. Uniradio Informa. | 14 de Febrero de 2015 a las 15:01
Organización impulsa empleo para inmigrantes varados en frontera norte

Ejecutivos, emprendedores, chefs y periodistas de ambos lados de la frontera norte, impulsan estrategias para crear empleos en beneficio de inmigrantes deportados que se ven obligados a vivir en el sitio conocido como “Bordo”.

Agrupados en el organismo Tijuana-San Diego Global Shapers Hub, el llamado proyecto Bordofarms busca ofrecer apoyo a la población de deportados de la ciudad de Tijuana, mediante la generación de empleos a través de un autoabasto agrícola.

Los voluntarios construyeron como primera estrategia un huerto urbano en la canalización del Río Tijuana como un primer paso a la creación de empleos para migrantes deportados que llegan a esta frontera sin apoyos y se ven obligados a vivir en ese lugar.

A largo plazo, el proyecto pretende transformar la canalización del Río Tijuana, en un espacio público, similar al parque elevado High Line de Nueva York, dotado con huertos urbanos verticales que brinden empleo a los migrantes deportados.

La iniciativa Global Shapers Hub Tijuana es organizada por el Fondo Económico Mundial, explicó el líder del grupo, Miguel Marshall.

“Empleamos la fuerza laboral disponible, pues estas personas quieren trabajar, pero nadie los contrata”, sostuvo.

El proyecto, explicó, consiste en que los deportados trabajen en el huerto y que sus productos se vendan en restaurantes y mercados; las ganancias serán utilizadas para cubrir los costos de operación e instalar más granjas urbanas en el Río Tijuana.

Abundó que el grupo inició este proyecto para llamar la atención sobre la problemática que enfrentan los inmigrantes indigentes, ya que las autoridades migratorias de Estados Unidos deportan decenas de inmigrantes a esta frontera cada año.

“Ellos solamente traen consigo la ropa que traen puesta, y se ven obligados a vivir en la canalización del Río Tijuana, debajo de los puentes, en los drenajes de este sitio y a veces en excavaciones bajo la tierra”, expuso.

Los organizadores del grupo ya lograron establecer alianzas con algunas entidades como organizaciones empresariales, iniciativa privada, organizaciones internacionales y de la sociedad civil, entre quienes ha generado interés y expectativas, agregó.

Aseguró que Boardfarms en las últimas semanas ha evolucionado en una incubadora social, donde se brindan los servicios de empleo temporal en los huertos, servicios de salud y alimentación, así como apoyo psicológico y colocación de empleos fijos.

El director ejecutivo del proyecto Bordofarms, Ricardo Arana Camarena, afirmó que recién se convocó a la sociedad civil para trabajar en mejoras a la zona de la canalización, incluso a través de una pizarra se acercaron cursos de capacitación a migrantes.

Abundó que se realizaron algunos talleres en la zona del canal, se les acercaron los servicios de salud y legales migratorios para revisar los casos de las personas deportadas que están en posibilidades legales de regresar a Estados Unidos.

Sin embargo, reconoció que la idea no es retener a los migrantes deportados para que se queden aquí, sino apoyarlos con la obtención de algún ingreso eventual en lo que deciden si regresar a sus lugares de origen o intentar cruzar de nuevo la frontera.

Aunque en estos días se registró una primera cosecha de los huertos, ésta fue sólo para el autoconsumo de quienes habitan en la canalización, pues los huertos como tales aún se encuentran en plan piloto y la producción está a un tercio de su capacidad.

En la actualidad, los directivos del proyecto se encuentran negociando con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para la reubicación en algún otro terreno, pues en el que se asientan actualmente los huertos, sólo se ocupan de manera temporal.

Además de la Ley de Aguas que impide el legal asentamiento en esa zona, a las autoridades del estado y municipales les interesa desalojar a quienes habitan en la canalización debido al peligro que representa vivir ahí.

Existe un plan de reordenamiento de la Comisión Estatal de Apoyo al Migrante para que se evacúe la zona; ya el presidente ejecutivo de este organismo del gobierno del estado, Carlos Mora, propuso otras opciones como nuevos espacios dónde pernocten los migrantes.

“Tiene que ser una opción integral, no se les puede sacar, así porque sí, tienen que haber empleos, vivienda, salud, proyectos sociales, albergues para que no estén a la intemperie, y atención para que se estabilicen emocionalmente de la deportación”, anotó.

Actualmente el proyecto involucra a grupos de 10 migrantes en los huertos asentados en los bordos de la canalización del Río Tijuana, y aunque algunos aún no involucrados se acercan de manera curiosa para verificar de qué se trata, “nos vamos integrando de a pocos”.

Jorge Robledo es un migrante originario del estado de Chiapas y recién deportado de Los Angeles, California, donde se dedicaba a la construcción; actualmente vive junto con otros migrantes en la canalización del Río Tijuana, cerca de los puentes peatonales.

Aseguró que aunque el proyecto está aún en sus comienzos, los migrantes que se han integrado a éste confían en que éste rinda frutos, pues “el proyecto parece bueno, y nosotros confiamos en que saldremos adelante con él”.

Aunque aseguró que él ya no intentará regresar a Estados Unidos ni tampoco regresarse a su lugar de origen, aseguró que el proyecto de los huertos le permitirá vivir de manera temporal mientras busca una forma de desempeñarse de manera más formal.

“Este proyecto está todavía en ciernes, pero como le hemos metido ganas, estoy seguro de que sí funcionará, ahorita somos poquitos, pero más adelante seremos más, y tenemos esperanza de salir adelante con ayudas como ésta”, anotó.

En cambio, Miguel Angel Deita, oriundo de Orizaba, Veracruz y deportado a Tijuana desde Las Vegas, Nevada, donde trabajaba la jardinería, aseguró que sí intentaría otra vez el regreso a Estados Unidos.

Por lo pronto, este proyecto, mencionó, “aunque es bueno y espero que a todos se nos cumplan nuestras expectativas con él para que a quienes quieran quedarse los retenga aquí, yo por lo pronto sí quiero irme de nuevo para el otro lado”.

“Seguido nos pueden suceder cosas buenas aquí en Tijuana, en este bordo donde vivimos, pero bueno, pues cada quien tiene sus planes y yo, por lo pronto, aunque sean buenos los proyectos, el mío es irme de nuevo de aquí a trabajar en lo que sé, en Estados Unidos”.


Descarga la aplicación

en google play en google play