Escúchenos en línea

Grupos proinmigrantes hacen huir a racistas en Chicago

Agencia Notimex. Desde Chicago, Illinois. | 5 de Agosto de 2007 a las 00:00
Cerca de 40 miembros de organizaciones pro inmigrantes enfrentaron el sábado una manifestación de 18 seguidores del grupo Minuteman Midwest en favor de dos agentes de la guardia fronteriza que dispararon a un inmigrante mexicano en 2005. Los Minuteman portaban pancartas en favor de los agentes de la Patrulla Fronteriza, Ignacio Ramos y Jose Compean, detenidos y condenados por dispararle a un mexicano en febrero de 2005. Pero en respuesta llegó un numero mayor de defensores de los derechos de trabajadores inmigrantes, que como en el bando opositor, mostraba mayoría de anglosajones. El segundo grupo empleó tambores, también portaba pancartas, y gracias a su superioridad numérica, desplazó a los Minuteman de la acera frente al consulado mexicano en esta ciudad, donde se manifestaban, y comenzó a marchar formando un círculo. Tania Unzueta, del Movimiento 10 de Marzo, dijo que al enterarse que los Minuteman realizarían una manifestación, su organización pidió el apoyo de grupos solidarios para contrarrestarla, particularmente de anglosajones. Con carteles que decían "amnistía hoy, derechos totales para todos", "trabajos con justicia", y "Sí se puede", los proinmigrantes gritaban "racistas fuera" y algunas otras consignas. Por su parte Diane Evertsen, líder del grupo de Minuteman Midwest, dijo que al disparar al ciudadano mexicano los guardias fronterizos sólo cumplían con su deber, que definieron como "defender la frontera de ilegales, que sólo entran al país a delinquir". "Es demasiado injusto lo que hicieron con los oficiales, solo dispararon en un glúteo al mexicano traficante de drogas que pretendía escapar", indicó otro Minuteman al tiempo que ondeaba su bandera estadunidense. Además, reclamaban a las autoridades mexicanas su "pasividad frente a una escandalosa invasión de ilegales mexicanos a Estados Unidos". Varias patrullas y una ambulancia llegaron al lugar y los oficiales intentaron persuadir a los dos grupos de retirarse. Durante una hora los Minuteman permanecieron juntos y observando debajo de la banqueta antes de retirarse, tras lo cual abandonaron el lugar sus opositores.

Descarga la aplicación

en google play en google play