Escúchenos en línea

Activistas demandan igualdad de derechos para niños migrantes

Nuevo Laredo. El Mañana de Nuevo Laredo | 21 de Febrero de 2015 a las 16:23

Un niño inmigrante que llega a Estados Unidos ilegalmente tiene más posibilidades de obtener un popular tipo de protección legal si vive en Nueva York que si vive en Nebraska.

Esa es una de las conclusiones a las que han llegado un grupo de abogados y académicos que ha elaborado un plan para que las cortes estatales en Estados Unidos usen las mismas normas a la hora de lidiar con casos de niños inmigrantes en lugar de procedimientos distintos.

Expertos de las universidades de Fordham y Rutgers, en Nueva York, y de grupos como el American Friends Service Committee también piden mayor flexibilidad y acceso para los menores a estas cortes, que aseguran ponen barreras durante el proceso judicial para obtener alivio migratorio.

Tras ser arrestados en la frontera, los casos de menores empiezan en una corte administrada por el gobierno federal pero en muchas ocasiones los abogados de éstos solicitan residencia legal argumentando que el menor fue abandonado o maltratado por al menos uno de los padres. Ese tipo de protección se conoce en inglés como Special Immigrant Juvenile Status y requiere que el menor pase por una Corte estatal.

En distintas partes del país las cortes estatales funcionan de manera diferente, facilitando el proceso en lugares como California o Nueva York y haciéndolo más difícil en otros, como Nebraska o Nueva Jersey, aseguran los académicos.

En Illinois, por ejemplo, las cortes que lidian con casos de menores inmigrantes no aceptan a mayores de 18 años mientras que en otros lugares se aceptan hasta los 21 años.

En Nebraska o Nueva Jersey este tipo de protección legal se garantiza tan sólo a menores que puedan demostrar que fueron abandonados o maltratados por ambos padres. En Nueva York se estipula que se debe demostrar que el maltrato o abandono fue llevado a cabo por al menos uno.

“No es justo que si un niño vive en Illinois no pueda tener acceso a algo que bajo ley federal le garantizan en Nueva York”, expresó Olga Byrne, profesora de derecho migratorio en Fordham y unas de las autoras del plan.

Más de 60 mil menores no acompañados llegados desde Honduras, El Salvador y Guatemala fueron detenidos en la frontera a partir de fines de 2013 y a lo largo de 2014, según datos federales. Muchos huyeron de la violencia del narcotráfico y las pandillas que azotan a sus países de origen.

Los creadores del plan pretenden que las cortes usen las normativas que recomiendan, y que según ellos, ofrecen mayor acceso a cortes estatales. Las recomendaciones deberían ser aprobadas en cada legislatura estatal para entrar en vigor.


Descarga la aplicación

en google play en google play