Escúchenos en línea

Se acaba el tiempo para el alivio de migrantes sin papeles en EEUU

Houston. Agencias. | 25 de Febrero de 2015 a las 12:55

Este miércoles vence el plazo que determinará una larga espera para más de cuatro millones de indocumentados viviendo en Estados Unidos, quienes habrían recibido beneficios migratorios este año, si las cortes no hubieran intervenido.

La semana pasada el juez de la corte federal de distrito en Brownsville, Texas, Andrew Hanen, suspendió temporalmente dos programas clave anunciados por el presidente Barack Obama en noviembre pasado.

El primero era una expansión de la  Acción Diferida para jóvenes llegados en su infancia (DACA). El segundo era la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres de Ciudadanos Estadunidenses y Residentes Permanentes (DAPA).

La comunidad inmigrante ha esperado por años para llegar a este punto, estos programas son necesarios para el país y los defenderemos hasta el final”, aseguró Cristina Jiménez, directora ejecutiva de United We Dream.

Pero Hanen puso freno a todo el proceso, al aplicar una suspensión temporal, dando el favor a los 26 estados conservadores que demandaron a Obama por crear los programas. La demanda liderada por Texas argumentó que el Presidente estaba abusando del poder que le da la Constitución.

Hanen determinó que los estados tenían terreno fértil para demandar, mencionó un daño concreto para Texas que se vería potencialmente agobiado al emitir licencias de conducir para indocumentados, y comentó que el gobierno había fallado en cumplir con procedimientos administrativos mínimos para iniciar los programas.

Este lunes el Departamento de Justicia presentó una apelación directa a Hanen pidiéndole que levante la suspensión, mientras en paralelo la demanda sigue su proceso regular en la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito ubicada en Nueva Orleans.

Los abogados del gobierno aseguraron que Hanen no tenía la autoridad suficiente para emitir la suspensión, e insistieron en que dañará los intereses de las personas que no podrán acceder a beneficios humanitarios y de control de seguridad derivados de la implementación de DAPA y DACA.

El Departamento de Justicia dio plazo hasta este miércoles para que el magistrado actúe. Una movida que probablemente no surtirá efecto. Hanen aseguró en su fallo de 123 páginas que los estados sufrirán “un daño irreparable” si las acciones de Obama en inmigración pueden proceder mientras se debate la demanda en los tribunales.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnes,t explicó que la decisión del juez “hace más difícil la tarea del Departamento de Seguridad Nacional, encargada de defender al pueblo estadunidense y traer responsabilidad al sistema de inmigración del país”.

La Casa Blanca pidió a Hanen considerar un camino alternativo, es decir, que mantenga la suspensión en Texas, pero que la elimine para otros estados donde no se ha determinado que exista un daño concreto si se implementa DACA y DAPA, para que así el gobierno pueda empezar el proceso en otras partes del país.


Descarga la aplicación

en google play en google play