Escúchenos en línea

Decisión del Gobierno panameño acaba debate sobre tema migratorio

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 25 de Febrero de 2015 a las 17:06

La decisión del Gobierno panameño de enviar nuevamente a la Comisión legislativa el proyecto de ley que elimina las ferias migratorias, cayó como un balde de agua fría entre los grupos parlamentarios que promueven la iniciativa.

La solicitud fue hecha por el ministro de Seguridad Pública, Rodolfo Aguilera, y el diputado Jorge Alberto Rosas, en representación de la bancada panameñista, que preside el Órgano Legislativo.

Esto no resuelve el problema... y antes de convertirse en ley hay que escuchar a los empresarios de la Zona Libre de Colón y a los hoteleros, afirmó Aguilera, quien propuso establecer una mesa de diálogo para un código migratorio.

La presidenta de la Comisión de Derecho Migratorio del Colegio Nacional de Abogados, Irma Araúz, rechazó los señalamientos de que no hubo una amplia discusión, como alegaron Rosas y Aguilera durante el debate parlamentario.

Dijo que todas las partes interesadas pudieron emitir sus criterios con toda transparencia, incluso los dirigentes de la Asociación de Residentes Naturalizados de Panamá, único grupo que apoya la permanencia de las ferias migratorias, tuvo una participación directa en las consultas.

"Lo que pasa es que los diputados no salen día a día a pelear con la ilegalidad y la piratería que ha provocado el Crisol de Razas (nombre que recibe esta feria), reprochó la vocera del movimiento de corredores de bienes raíces, Doris Gordón.

Según la funcionaria, muchas de las personas que han llegado a Panamá de manera ilegal y después logran regularizar su estatus migratorio como parte de este programa, usurpan plazas de trabajo sin contar con la idoneidad requerida.

Al respecto, el ministro de Seguridad Pública argumentó que este problema no se resuelve prohibiendo la entrada a turistas, quienes a diario llegan al país impulsados por el atractivo de tener empleo, mejores salarios y más ingresos per cápita.

Reveló que de unos 57 mil legalizados, solo el 0,13 por ciento está vinculado a actos delictivos, y detalló que de los 16 mil presos del país, mil 604 son extranjeros.

"Es solo el 10 por ciento de los extranjeros y el 95 por ciento no entraron por Crisol de Razas", arguyó.

El polémico proyecto de Ley que modifica y adiciona artículos al Decreto sobre el Servicio Nacional de Migración, llegó al Legislativo el 8 de septiembre de 2014, pero fue aprobado al mes siguiente.


Descarga la aplicación

en google play en google play