Escúchenos en línea

Carolina del Norte endurece medidas contra inmigrantes

Agencia Notimex. Desde Carolina del Norte. | 6 de Agosto de 2007 a las 00:00
Por lo menos 74 latinos fueron arrestados la semana pasada en varias redadas por agentes del ICE, según un informe divulgado este lunes por la oficina del alguacil del condado Mecklenburgh, al que pertenece Charlotte. Las autoridades de Carolina del Norte, al igual que otros estados, han endurecido sus medidas en contra de los indocumentados como lo demuestran las decenas de arrestos realizados de manera conjunta por agentes locales y de Inmigración. Las redadas se realizaron en diversos puntos de la ciudad, y en la vecina localidad de Statesville, en el condado Iredell, al noroeste de Charlotte. El comunicado del alguacil no especifica cuántos indocumentados fueron detenidos por diferentes delitos, pero informa que entre los arrestados se encuentran personas con órdenes de deportación. Jorge Medina, presidente de la organización sin fines de lucro Hondureños Unidos, quien además tiene un programa en Radio Líder, dijo que aparentemente los agentes del ICE sabían a dónde ir, pues fueron directamente a varios complejos de apartamentos en diferentes donde viven hispanos, en su mayoría indocumentados. "Supe de una muchacha que los agentes de migración la soltaron, porque tiene un niño recién nacido", explicó el dirigente hondureño. Por su parte, el periódico "Mi Gente", en su edición de este lunes, también cita a Medina, quien dijo que "hubo pánico en la población. Muchas personas, por miedo, no durmieron en sus hogares y se fueron a otros lugares". Medina dijo que atendió en su oficina a familiares de algunos de los detenidos, para estudiar si había alguna posibilidad de obtener su libertad. El vocero de ICE, Richard Rocha, en el pasado, ha manifestado a EFE que "los arrestos son normales", pues los agentes del ICE buscan a indocumentados convictos de manejar ebrios, fugitivos con órdenes de deportación y criminales. Esta ha sido una de las más grandes redadas realizadas por ICE en Charlotte y sus alrededores desde principios de año, cuando Carolina del Norte se convirtió en uno de los estados con medidas más fuertes en contra de los indocumentados. Desde que la oficina del alguacil de Mecklenburgh se unió al programa federal 287g, en abril del 2006, más de tres mil hispanos indocumentados han sido arrestados, por lo menos 2.000 fueron deportados y el resto se encuentra en proceso de deportación. El programa 287g autoriza a los agentes del alguacil a verificar el estatus de los inmigrantes que se encuentran detenidos y si se comprueba que son indocumentados, se inicia el proceso de deportación. Según el Censo, en Carolina del Norte viven alrededor de 600 mil hispanos, de ellos unos 70 mil en Charlotte. El 80 por ciento son indocumentados, en su mayoría mexicanos. Ante la incapacidad del congresos federal de aprobar una reforma migratoria, que estabilizaría la situación de unos 12 millones de indocumentados, muchos estados, entre ellos Carolina del Norte, han decidido implementar sus propias leyes migratorias paras lidiar con este fenómeno. La congresista federal por el Distrito 9 de Charlotte, Sue Myrick, anunció que a finales del presente año se instalará en esta ciudad una corte de inmigración y una cárcel "para deportar más rápido a los hispanos indocumentados". Actualmente los hispanos indocumentados son enviados a Atlanta, Georgia, y desde allí son deportados a sus respectivos países. Sin embargo, no sólo en Charlotte se han tomado medidas fuertes contra los indocumentados. Otros condados como Gastonia y Alamance se unieron al programa 287g, mientras que Johnson, Catawaba y Cabarrus esperan el visto bueno del ICE para unirse. En Gastonia, la Junta de Comisionados aprobó por unanimidad en diciembre pasado negar servicios a los indocumentados en los hospitales y otras oficinas condales. Carolina del Norte también se unió a otros estados para prohibir la entrega de licencias de conducir a los indocumentados. Según un informe de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales, la incapacidad del Congreso federal de aprobar la ya fenecida Ley de Reforma Migratoria, obligó a las legislaturas locales a debatir mil 404 medidas, de las cuales aprobaron 170. "El mensaje de nuestros votantes es fuerte y claro, están frustrados porque el gobierno no ha tomado medidas necesarias para asegurar la frontera" , dijo Timothy Bee, durante la asamblea anual de la referida conferencia que se reúne en Boston, Massachusetts. Bee es un republicano que preside el senado de Arizona.

Descarga la aplicación

en google play en google play