Escúchenos en línea

Jeb Bush reconoce que no se puede echar a 11 millones de inmigrantes de los EEUU

Miami. El Sol de la Florida. | 28 de Febrero de 2015 a las 14:23

El ex gobernador de Florida Jeb Bush, posible candidato republicano a la Casa Blanca en 2016, afirmó este sábado que no es posible trazar un plan para deportar a los 11 millones de indocumentados de Estados Unidos y que, por tanto, es necesario crear un camino para lograr un “estatus legal”.

Bush, que aspira a la candidatura presidencial por el Partido Republicano, fue preguntado por su posición sobre inmigración en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), el encuentro organizado por los movimientos más conservadores del país que se celebra cada año en Washington.

“El hecho es simple. No existe un plan para exportar a 11 millones de personas”, afirmó el exgobernador ante una audiencia expectante por conocer sus propuestas y que le dedicó bastantes aplausos, aunque también algún abucheo.

“Tenemos que enfocarnos en que aprendan inglés, en que no rompan las leyes y en que vengan para crear oportunidades para el país”, añadió el exgobernador, hijo del presidente número 41 de EEUU y hermano del número 43.

Su discurso, de media hora, ante la heterogénea audiencia del CPAC despertó grandes expectativas entre el público estadounidense, pues la conferencia conservadora se considera un termómetro de los ánimos republicanos de cara a las presidenciales de 2016.

“Hay muchos conservadores que no han sido preguntados, que no saben que son conservadores y que no han sido preguntados”, señaló el político republicano, que citó expresamente a los jóvenes y latinos, tradicionalmente más favorables a los demócratas.

Durante su ponencia, el presentador del canal de noticias Fox, Sean Hannity, preguntó a Bush por la batalla en el Congreso en torno al presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que los republicanos están utilizando para bloquear las medidas migratorias decididas por decreto por el presidente Barack Obama.

Bush dijo no ser experto en las políticas de la capital federal, aunque afirmó que “no tiene sentido que no se esté financiando la seguridad nacional del país”, pues del presupuesto del DHS dependen, entre otras cosas, la seguridad fronteriza.

“El presidente ha actuado fuera de sus poderes y el Congreso tiene el deber de hacer que se dé cuenta”, afirmó no obstante el exgobernador, que sin embargo no explicó si bloquear el presupuesto del DHS es la vía para hacerlo.

El Senado aprobó hoy la continuación de las asignaciones presupuestarias para el DHS hasta el 30 de septiembre sin enmiendas que incluyan un bloqueo de las acciones migratorias del presidente Barack Obama, como ocurría con anteriores propuestas.

Este voto se dio mientras la Cámara de Representantes trabaja en otra iniciativa paralela para que el DHS continúe teniendo fondos solo tres semanas más.


Descarga la aplicación

en google play en google play